9 de febrero de 2021 - 6:23 PM

Vacunarnos es un bien para la salud de todos, afirman obispos de México

Redacción ACI Prensa

Foto referencial. Crédito: Pixabay
Foto referencial. Crédito: Pixabay

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) dieron a conocer un mensaje titulado “Vacunarnos: un bien para la salud de todos”, ante la pandemia del coronavirus.

Los casos en México son poco más de 1.936.000, con más de 166 mil fallecidos con 1.501.000 recuperados.

En su mensaje, los prelados se refieren a una serie de problemas para el cuidado de la salud como la insuficiente infraestructura y fondos, la falta de pruebas y la existencia de “diversas fuentes de desinformación sobre la eficiencia y/o la inmoralidad en la ingeniería genética de algunas vacunas circulan por diversas redes sociales”.

“Todo este escenario siembra confusión y disminuye la confiabilidad en las ciencias biomédicas rigurosas, y en ocasiones, se llega incluso a desafiar el juicio y las orientaciones de la propia autoridad eclesial”, precisan.

Por ello, indicaron, “es necesario hacer una pausa y reflexionar sobre la conveniente necesidad de vacunarse para contrarrestar, en lo posible, el COVID-19”. La vacuna, resaltaron, “colabora a proteger la salud personal y de nuestro prójimo, ayuda al cuidado de la creación; es una acción que custodia el auténtico bien común y promueve la verdadera cultura de la vida, basada en el respeto irrestricto a la dignidad de toda persona humana y a la justicia derivada de ella”.

Sobre las vacunas que han empleado líneas celulares de fetos abortados, los obispos recordaron lo ya indicado por la Congregación para la Doctrina de la Fe en una nota de diciembre de 2020, que ratificó la enseñanza de la Pontificia Academia para la Vida, que es acorde al magisterio de la Iglesia.

“Cuando no estén disponibles vacunas Covid-19 éticamente irreprochables (por ejemplo, en países en los que no se ponen a disposición de médicos y pacientes vacunas sin problemas éticos o en los que su distribución es más difícil debido a las condiciones especiales de almacenamiento y transporte, o cuando se distribuyen varios tipos de vacunas en el mismo país pero, por parte de las autoridades sanitarias, no se permite a los ciudadanos elegir la vacuna que se va a inocular) es moralmente aceptable utilizar las vacunas contra la Covid-19 que han utilizado líneas celulares de fetos abortados en su proceso de investigación y producción”, indica la nota de la Congregación.

Ante quienes presenten la objeción de conciencia, los obispos explicaron que “quien rechaza la vacuna debe de contar con la verdadera posibilidad de implementar, tanto en el corto como en el mediano plazo, los medios preventivos eficientes para evitar el propio contagio y el contagio de los demás”.

“Este tipo de recursos que involucran aislamiento estricto, higiene exhaustiva, verificación continua de la propia salud y otras medidas similares, no suelen estar al alcance real de la mayor parte de la población. Por ello, es que el Papa Francisco recientemente nos ha dicho a todos: ‘Creo que desde el punto de vista ético todo el mundo debe vacunarse, porque no solamente pones en peligro tu salud, tu vida, sino también las de los otros’”, destacaron los obispos.

Los obispos mexicanos subrayaron también que la vacuna debe ser aplicada, en primer lugar, al personal de salud y a personas de riesgo; y estas deben estar al alcance de todos sin encarecer los precios.

Sobre las controversias de fármacos y medicamentos, los obispos dijeron que estas deben suscitarse basados “en los datos que arrojen los más estrictos protocolos de investigación internacionalmente reconocidos. Meras opiniones, rumores o teorías conspiratorias solo pueden ser objeto del rechazo de una conciencia cristiana y responsablemente formada”.

“Los católicos no debemos contribuir en modo alguno a la desinformación ya que está en riesgo la vida de las personas, especialmente, de las más vulnerables”, alertaron.

Tras alentar a los católicos y personas de buena voluntad a empeñarse en la prevención, los obispos hicieron votos para que “la Virgen de Guadalupe, Madre del verdadero Dios por Quien se vive, nos proteja y nos cuide en estos delicados momentos de la vida del mundo y de nuestra querida nación mexicana”.

Puede leer el mensaje completo AQUÍ.

Etiquetas: México, Obispos de México, Coronavirus, pandemia, covid19, vacuna

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios