La Fundación Argentina para la Mujer (FUAM) dio a conocer recientemente el pronunciamiento que envió a la Legislatura de Buenos Aires con ocasión de un proyecto de ley de “Educación Sexual Integral” en el que señala que “es un mito que en nuestro país no se imparte educación sexual”.

Según la FUAM, una “educación sexual” como la que pretende la ley ya existe, porque una ley previa llamada de ‘Procreación Responsable’ “ha tenido como consecuencia justamente el aumento de los índices de embarazos adolescentes actuales”.

“E informalmente, a través de todos los medios de comunicación se bombardea a los jóvenes con información explícita y estimulante, que parece diseñada por los grandes laboratorios anticonceptivos para imponer sus productos”, agrega.

“Como padres y ciudadanos –dice la FUAM- exigimos la justa aplicación del principio de la subsidiariedad, por la cual las entidades superiores ayudan a las inferiores sin intervenir en su vida interna y sin suplantar su competencia”.

“La escuela debe respetar el derecho de los padres como primeros educadores de los hijos, el gobierno debe respetar a todas las instituciones comenzando por la familia y análogamente los comités de las Naciones Unidas deben respetar la soberanía y la libre determinación de los países, no imponiendo programas y políticas en sus asuntos internos”, agrega el pronunciamiento.

La organización también calificó de “incongruente” la actitud del gobierno de “rasgarse las vestiduras” frente al aumento en las estadísticas de los embarazos adolescentes, “cuando son los mismos organismos oficiales, permisivos y cómplices al no controlar los medios de comunicación, que expone hasta a los niños a una erotización sin tregua y freno”.

Más en Vaticano

“Como ejemplo –continúa la FUAM- podemos tomar la actitud del propio ministro de Salud quien invita y estimula a la precocidad sexual repartiendo preservativos en los parques por el Día del Estudiante”.

La FUAM señala que “La llamada ‘educación sexual’ es el inicio de un círculo vicioso: Informa sobre el ‘sexo seguro’ repartiendo preservativos. De este modo aumentan los contactos sexuales adolescentes ocasionales -sexo por deporte- y por lógica, de quienes justamente ‘adolecen’ de criterios formados, se ven envueltos en una trampa, aumentan los embarazos ‘no planificados’ dando lugar a los abortos, a la muerte de adolescentes por aborto, al tiempo que se crea conciencia de que es la ‘ilegalidad’ la causa de las muertes maternas, llegando así al objetivo propuesto: la despenalización del aborto como medida ‘profiláctica’ frente a la ‘emergencia sanitaria’”.

“No es justo hipotecar el normal desarrollo de los niños por el avance de la agenda política de una minoría”, concluye la FUAM.

  • Tags: