30 de noviembre de 2003 - 2:07 PM

Unión y solidaridad para construir nueva América, pide Obispo argentino

Redacción ACI Prensa

Unión y solidaridad para construir nueva América, pide Obispo argentino

Durante la tradicional Misa de la Esperanza que presidió en el Cruce Varela, el Obispo de Quilmes, Mons. Luis Stöckler, afirmó que con la unión de fuerzas y voces entre los cristianos de todo el continente se puede instaurar la solidaridad y “construir una nueva América”. El Prelado explicó que “otra América es posible si en cada nación se asume la lucha contra la corrupción y se premia a los honestos; si participamos activamente en las cuestiones cívicas, sin violencias; si recuperamos la cultura del trabajo y eliminamos la dádiva y el acomodo; si incorporamos el respeto a la ley y mantenemos la palabra dada”.

“A los 20 años de la restauración de la democracia en nuestro país, los cristianos decididamente, en conciencia, debemos levantar la bandera de la fraternidad y llevarla a los diversos ámbitos: de la política, de la economía, de la salud, de la educación, del esparcimiento. Los buenos tienen que unirse y crear una red que no permita que los delincuentes se adueñen de nuestra sociedad, de nuestros pueblos y del mundo”, afirmó el Obispo.

Mons. Stöckler agregó que “si queremos ser fieles al Señor, no podemos desentendernos de los asuntos de nuestra sociedad, de nuestro país y de nuestras relaciones con los demás pueblos. La sociedad es el reflejo de sus miembros. Cada uno a su medida es responsable de lo que pasa con el conjunto. Aún cuando las fuerzas adversas a la verdad avasallan a sus testigos, la luz no se apaga y sigue orientando en la oscuridad, mientras los testigos de Cristo manifiesten su fidelidad al Maestro y su mensaje”.

Asimismo, el Prelado se refirió al Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y señaló que “existen un desconocimiento mutuo de los habitantes del sur y del norte de nuestro continente, del cual se aprovechan los poderosos para su propio interés. Nosotros como Iglesia, no debemos asustarnos con la globalización. Al contrario, debemos comprender que los avances de la comunicación son una oportunidad estupenda para ser cada vez más católicos, es decir, universales”.

“Nuestra voz no debe faltar en un momento en que se proyecta una propuesta comercial que al parecer respeta la libertad, pero que con la experiencia de las últimas décadas, nos llevaría a agrandar más todavía la desigualdad en el país y entre los pueblos, y a un desprecio de las personas indefensas, especialmente de los niños y ancianos. Por el otro lado, como reacción a este proyecto aparecen de nuevo propuestas que se inspiran en ideas colectivistas que han aprobado claramente su ineficacia para solucionar los problemas del hombre en el plano personal y comunitario”, añadió el Prelado.

Por ello, el Obispo exhortó a ser “testigos de la verdad. La doctrina social de la Iglesia recuerda que la vida en comunidad debe respetar tres principios: la dignidad de la persona humana, la solidaridad y la subsidiariedad. La dignidad de la persona que exige el respeto a cada uno, especialmente de los pobres, los enfermos, los débiles; que nadie sea excluido de la comunidad. La solidaridad que fortalece los vínculos recíprocos entre los hombres y nos obliga a pensar en el bien común. La subsidiariedad que recalca la importancia de la iniciativa y responsabilidad de los estamentos inferiores de la sociedad y la intervención de los organismos superiores para garantizar la justicia social”.

Por otro lado –continuó el Prelado–, “que no se diga ‘salud reproductiva’ para justificar la muerte masiva de los niños sin nacer. Que no digan ‘lucha contra el SIDA’ callando el aumento vertiginoso de este flagelo a causa de la promiscuidad que el presunto remedio, gratuitamente repartido, provoca. Que no digan ‘derecho del campesino’ a sus cultivos tradicionales disimulando el aumento de su precio por el mercado del narcotráfico. No permitamos que ni el poder de unos, ni la pobreza de otros, sean usados como pretexto para justificar la codicia y el odio”.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios