10 de diciembre de 2012 6:02 pm

Superior General de Jesuitas prohíbe escribir al P. Llano en Colombia

Redacción ACI Prensa

P. Alfonso Llano, SJ
P. Alfonso Llano, SJ

El Prepósito General de la Compañía de Jesús (jesuitas), el sacerdote español Adolfo Nicolás, ordenó al P. Alfonso Llano, que recientemente publicó una columna negando la virginidad de María, "dar por terminada su vocación apostólica de escritor".

El diario colombiano informó que el P. Adolfo Nicolás, como superior general de los jesuitas en el mundo, le ordenó al P. Llano que dé "por terminada su vocación apostólica de escritor, lo priva de su libertad de palabra y le exige que no se despida y que guarde absoluto silencio".

En su columna publicada el pasado 25 de noviembre, titulada "La infancia de Jesús", con ocasión de la publicación del libro del Papa Benedicto XVI, el P. Llano calificó a la virginidad de María como "un punto que parecía ya superado" en la Iglesia, y aseguró que ella, "como madre del hombre Jesús, igual a nosotros, lo engendra con un acto de amor con su legítimo esposo, José, del cual tuvo cuatro hijos varones y varias mujeres".

Según explica el propio diario El Tiempo, esto desató la "polémica" en el mundo cristiano, que fue "abordada por importantes portales católicos del mundo, como ACI Prensa".

En efecto, el 7 de diciembre ACI Prensa dialogó con el Secretario General de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), Mons. José Daniel Falla, quien exhortó a los superiores del P. Llano en la Compañía de Jesús a llamarlo al orden.

"Indudablemente, el canal directo para llamarle la atención es el Superior de la Compañía de Jesús y esperamos que así lo haga", señaló.

Mons. Falla señaló que "el Padre Llano ha hecho afirmaciones que van en contra de la doctrina de la Iglesia. Si después de llamársele la atención y hacérsele caer en cuenta de ello, persiste en sus afirmaciones, indudablemente que se le podrá considerar como hereje. Así se le ha manifestado al padre Llano".

El 8 de diciembre, el P. Alfonso Llano publicó un artículo titulado "¡Mea culpa!", pidiendo disculpas "por traer a mi columna discusiones y puntos de vista de teólogos que más ofuscan los ánimos que ayudan a vivir la vida de fe con seguridad y paz" y expuso la correcta enseñanza católica sobre la virginidad de María.

Pese a la sanción impuesta por el Prepósito General de la Compañía de Jesús, el Superior Provincial de esa orden en Colombia, P. Francisco de Roux, defendió al P. Llano, y en declaraciones a El Tiempo señaló que "por respeto a la verdad y la justicia, como superior de los jesuitas de Colombia debo decir que el padre Llano nunca ha puesto en duda la divinidad de Jesús y siempre ha afirmado que Jesús es verdadero Dios y verdadero hombre, como lo afirma el dogma católico".

"El padre Llano conserva y profesa todo lo que enseña la fe católica y apostólica y quiere permanecer firme en su vocación a la Compañía de Jesús y a la Iglesia Católica hasta la hora de su muerte", dijo el P. De Roux y pidió a los amigos del P. Llano no llamarlo y pedir a Dios que esta prueba redunde en la mayor gloria de Dios.

Por su parte, el Obispo de Líbano-Honda, Mons. José Miguel Gómez, dijo a ACI Prensa que en una carta pastoral dirigida al P. Llano lo exhortó a que "recapacite y que vuelva a la recta doctrina de la Iglesia".

Mons. Gómez señaló que aquel que asume posturas doctrinales erróneas, como en el caso del sacerdote jesuita, "tiene que saber que incurre en herejía. No se necesita un decreto oficial de un Obispo. No son la verdad, no expresan la verdad católica".

El pasado 4 de diciembre, el P. Pedro Mercado Cepeda, Secretario adjunto de la CEC, lamentó que la reciente columna del P. Llano "no es la primera vez" en la que el jesuita equivoca la doctrina católica.

"Sus gravísimas afirmaciones van mucho más allá de la negación de la virginidad corporal de María. En el fondo, lo que el P. Llano niega es la divinidad de Cristo tal y como es entendida por el Magisterio y la Tradición", señaló a ACI Prensa.

En efecto, en junio de este año, el P. Alfonso Llano escribió en su columna que le "duele la Iglesia", e hizo un pedido para que el Papa les quite a los sacerdotes "el yugo del celibato obligatorio, incompatible, en muchos casos, con el amor y con los justos afectos del corazón".

Un mes después, en una columna titulada "Aclaraciones", con relación precisamente a "Me duele la Iglesia", señaló que "me duelen sus miserias antiguas y recientes", entre ellas, indicó, "la poco feliz encíclica Humanae Vitae", del Papa Pablo VI, en la que se explicita la postura de la Iglesia contra el aborto y la anticoncepción.

En 2003, tras publicar una columna titulada "¿Papá, qué es Semana Santa?", según El Tiempo, sus superiores le prohibieron escribir públicamente, pues el entonces Arzobispo de Bogotá, Cardenal Pedro Rubiano, consideró que el P. Llano negaba la divinidad de Jesús.

Al retornar al diario colombiano, el P. Llano señaló que su ausencia se debió que su método teológico "que llamamos ascendente no era el que le gustaba a monseñor Rubiano. Mandó una carta en la que exigía que yo rectificara. Pero no había nada que corregir".

Desde la década de 1970, el P. Alfonso Llano utilizó su columna en El Tiempo para atacar la enseñanza de la Iglesia contra la anticoncepción y el aborto, escribiendo a favor del supuesto derecho de las parejas al control de la natalidad, y pidiendo el celibato opcional para los sacerdotes.

Otra de las posturas controvertidas del sacerdote es su apoyo a que los divorciados vueltos a casar accedan a la Eucaristía, algo que la doctrina católica no permite.

Etiquetas: Colombia, Virgen María, Sacerdote sancionado, Católicos disidentes, Jesuitas

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios