17 de noviembre de 2016 2:19 pm

Superar la indiferencia y aprender el arte de la solidaridad, alienta el Papa

POR MIGUEL PÉREZ PICHEL | ACI Prensa

Papa Francisco en audiencia con Consejo de Representación y personal de Cáritas Internationalis. Foto: L'Osservatore Romano.
Papa Francisco en audiencia con Consejo de Representación y personal de Cáritas Internationalis. Foto: L'Osservatore Romano.

En su mensaje a los miembros del Consejo de Representación y al personal de Cáritas Internationalis durante una audiencia concedida en el Vaticano, el Papa Francisco destacó que es necesario en el mundo superar la indiferencia para aprender el arte de la solidaridad.

“Sean artesanos de paz y reconciliación entre pueblos, comunidades y creyentes”, invitó el Santo Padre, al tiempo que los animó a “luchar contra la pobreza y, al mismo tiempo, aprended de los pobres”.

La Iglesia existe para evangelizar, pero la evangelización requiere adaptarse a diferentes situaciones, que tenga en cuenta la vida familiar y las particularidades de la sociedad, así como la situación internacional con especial atención a la paz, a la justicia y al desarrollo”, dijo el Papa.

Francisco recordó que “en la apertura del Sínodo de la Nueva Evangelización, el Papa Benedicto XVI recordaba que la evangelización tiene dos pilares que son la confesión y la caridad; y yo mismo he dedicado un capítulo de la Exhortación Apostólica Evangelii gaudium a la dimensión social de la evangelización, reafirmando la opción preferencial de la Iglesia por los pobres”.

Por este motivo, “estamos llamados a actuar contra la exclusión social de los más débiles y actuar por su integración”.

El Santo Padre lamentó que “nuestra sociedad está con frecuencia dominada por la cultura del descarte; es necesario superar la indiferencia y el repliegue sobre nosotros mismos para aprender el arte de la solidaridad. Porque ‘nosotros, los que somos fuertes –dice San Pablo–, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no complacernos a nosotros mismos’”.

El Papa destacó “la importancia de la misión de las distintas Cáritas nacionales y su papel específico en la Iglesia”, y explicó que “no son agencias sociales, sino organizaciones eclesiales que comparten la misión de la Iglesia”.

“Como figura en sus estatutos, están llamados a ‘asistir al Papa y a los Obispos en su ministerio de caridad’. Las urgencias sociales de hoy requieren entrar en aquel campo que San Juan Pablo II había definido como ‘nueva fantasía de la caridad’, que se concreta no solo en la eficacia de la ayuda prestada, sino, sobre todo, en la capacidad de hacerse cercano, acompañando con actitud fraternal a los más desfavorecidos”.

“Se trata –señaló el Obispo de Roma– de hacer resplandecer la caridad y la justicia en el mundo a la luz del Evangelio y de las enseñanzas de la Iglesia, haciendo participar a los mismos pobres para que, de esa manera, puedan ser protagonistas de su propio desarrollo”.

El Papa señaló que “la pobreza, el hambre, la enfermedad, la opresión, no son inevitables, y no pueden convertirse en situaciones permanentes. Con confianza en la fuerza del Evangelio, podemos contribuir verdaderamente a cambiar las cosas, o al menos a mejorarlas. Podemos reafirmar la dignidad de cuantos esperan de nosotros un signo de amor y proteger y construir juntos nuestra casa común”.

Francisco hizo también un llamado a continuar con la labor de Cáritas en favor de los más desfavorecidos. “Les invito a tener siempre una valentía profética, a rechazar todo lo que humilla al hombre y todas las formas de explotación que le degradan”.

El Papa alentó además a los miembros de Cáritas a seguir en la senda de “esas pequeñas y grandes muestras de hospitalidad y solidaridad que tienen la capacidad de iluminar la vida de niños y ancianos, de migrantes y refugiados que buscan la paz”.

También te puede interesar:

Etiquetas: Cáritas, solidaridad, Vaticano, Cáritas Internacional, Papa Francisco

Comentarios