16 de septiembre de 2015 9:11 pm

Soy hijo de migrantes y sé lo que es ser migrante, dice el Papa Francisco

Redacción ACI Prensa

Papa Francisco cuando era niño / Foto: Familia Bergoglio Sivori
Papa Francisco cuando era niño / Foto: Familia Bergoglio Sivori

El Papa Francisco recordó parte de la historia de su familia que inmigró de Italia a Argentina en la década de 1930 y comenta en la última entrevista que ha concedido que “yo sé lo que es la migración”.

En el diálogo con Radio Renascença, el Santo Padre alienta a los europeos a acoger a los que siguen llegando y recuerda que “yo soy hijo de migrantes y soy de la oleada migrante del año 29, pero en Argentina, desde el año 84 -1884-, empezaron a llegar italianos, españoles, portugueses no sé cuándo llegó la primera “ondata” portuguesa, pero portugueses, sobre todo de estos tres países, ¿no?”

“Y llegaban allá y algunos tenían dinero, otros iban al hotel de inmigrantes y allá los mandaban a ciudades. Iban a trabajar, buscaban trabajo”.

El Papa recuerda luego que “es verdad que en aquella época hubo trabajo, pero en mi misma familia, que tenían trabajo –llegaron en el 29-, en el año 32, con la crisis económica del 30, se quedaron en la calle, sin nada, y mi abuelo compró un almacén con dos mil pesos que le prestaron. Y mi papá, que era contador –’ragioniere’- hacía el reparto con la canasta, o sea, tenían ganas de luchar, de vencer, ¿no? Yo sé lo que es la migración”.

“Y después vinieron las migraciones de la segunda guerra, sobre todo del centro de Europa, mucho polaco, mucho polaco, eslovacos, croatas, eslovenos y también de Siria y del Líbano. Y siempre nos llevamos bien ahí”.

Francisco relata asimismo que “en Argentina no hubo xenofobia y ahora hay migración interna de América, de otros países de América vienen a Argentina, aunque estos últimos años disminuyó por la falta de trabajo en Argentina”.

Al ser preguntado sobre la inmigración de México a Estados Unidos actualmente, el Papa afirma que “el fenómeno migratorio es una realidad, pero yo quisiera tocar un tema que, sin reprochar a nadie, pero cuando hay un espacio vacío, la gente busca llenarlo. Si un país no tiene hijos, vienen migrantes a ocupar el lugar. Pienso en el nivel de nacimientos de Italia, Portugal y España (…) Entonces, si no hay hijos, hay espacios vacíos”.

Francisco afirma que parte de este no querer hijos se debe en parte “es una interpretación mía, no sé si es correcta, es un poco la cultura del benessere (bienestar), ¿no? Yo he escuchado dentro de mi familia mismo, acá de mis primos italianos, hace años: ‘no, chicos no, preferimos viajar en las vacaciones o comprar una villa, o esto o aquello’. Y entonces, los ancianos quedan solos. Creo que el gran desafío de Europa es volver a ser la madre Europa”

El Papa señala luego que para lidiar con el desafío de los inmigrantes y refugiados es necesario ir a las causas: la lucha contra “el hambre, poner fuentes de trabajo, inversiones. Donde la causa es la guerra, buscar la paz, el trabajo por la paz. Hoy día, el mundo está en guerra, está en guerra contra sí mismo, o sea, el mundo está en guerra –como yo digo– guerra por entregas, por pedazos”.

“También está en guerra contra la tierra, porque está destruyendo la tierra, o sea nuestra casa común, el ambiente, los glaciares se están disolviendo. En el ártico, el oso blanco se va cada vez más al norte para poder sobrevivir”, afirma el Pontífice.

También le puede interesar:

Etiquetas: inmigrantes, Inmigración

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios