22 de junio de 2003 - 2:09 PM

Santo Padre a bosnios: Nueva sociedad exige reconstruir al hombre desde adentro

Redacción ACI Prensa

Santo Padre a bosnios: Nueva sociedad exige reconstruir al hombre desde adentro

Al llegar al aeropuerto de Banja Luka para iniciar su segunda visita pastoral a Bosnia, el Papa Juan Pablo II aseguró que para construir una nueva sociedad se debe recuperar el interior del hombre que es “donde debe tener lugar el cambio” inicial”.  “Para que la sociedad asuma un rostro auténticamente humano y todos puedan afrontar el futuro con confianza es necesario reconstruir al hombre desde dentro, curando sus heridas y realizando una auténtica purificación de la memoria a través del perdón recíproco. En lo profundo del corazón se encuentra la raíz de todo bien y, por desgracia, de todo mal”, indicó el Pontífice.

Tras agradecer a las autoridades civiles y religiosas por la organización de la visita, el Santo Padre evocó el sufrimiento por la guerra en la ex Yugoslavia. “Me pongo a vuestro lado para pedir a la comunidad internacional –que ya ha hecho tanto– que siga estando a vuestro lado para permitiros llegar pronto a una situación de plena seguridad en la justicia y en la concordia”, señaló.

El Santo Padre pidió a los bosnios ser “¡los primeros constructores de vuestro futuro! La tenacidad de vuestro carácter, las ricas tradiciones humanas, culturales y religiosas que os caracterizan son vuestra riqueza. ¡No os resignéis!”.

“Ciertamente la recuperación no es fácil. Requiere sacrificio y constancia, requiere el arte de sembrar y la paciencia para esperar. Pero vosotros sabéis que la recuperación es de todos modos posible. Tened confianza en la ayuda de Dios y tened también confianza en la iniciativa del hombre”, explicó.

 “En este sentido –continuó– tienen una grave responsabilidad quienes, por voluntad de los electores, ejercen democráticamente el gobierno: que ante las dificultades del momento no dejen de realizar una obra tan indispensable, y no se dejen llevar por intereses partidistas”.

Juan Pablo II también señaló que “en esta empresa común, la Iglesia Católica quiere aportar su propia contribución a través del compromiso concreto de sus hijos, en particular a través de las diferentes iniciativas de educación, asistencia y promoción humana que le son propias, en el libre ejercicio de su misión específica”.

Finalmente, evocó la intercesión del nuevo beato Ivan Merz para que “con su oración respalde el auspicio del Papa para Bosnia y Herzegovina, que los problemas existentes puedan encontrar una feliz solución y que el país vea cómo es acogida positivamente su aspiración a formar parte de la Europa unida en un contexto de prosperidad, de libertad y de paz”.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios