16 de mayo de 2008 - 3:30 PM

Santa Sede pide evitar extremismos ecologista y economicista para enfrentar crisis de alimentos

Redacción ACI Prensa

Santa Sede pide evitar extremismos ecologista y economicista para enfrentar crisis de alimentos

El Observador Permanente de la Santa Sede ante la ONU, Mons. Celestino Migliore, señaló que se deben evitar los extremismos ecologista y economicista para enfrentar la crisis global de alimentos, en su discurso pronunciado hoy al Consejo Económico y Social de esta organización.

"Nuestra importante responsabilidad como líderes de gobierno para señalar los modos de acción para el desarrollo sostenible nos hace buscar maneras para construir un mejor futuro", dijo el Arzobispo y explicó luego que "el mundo está enfrentando actualmente un desafío que apunta a este objetivo en la forma de una crisis global de alimentos".

Tras afirmar que "esta crisis revela la delicada interrelación entre la agricultura, el desarrollo rural y la reforma agraria", el Prelado indicó que "se presenta ahora como una importante tarea para quienes diseñan las políticas y la sociedad civil".

"Muchos cuestionan las causas reales, las consecuencias en el mediano y largo plazo de la crisis de alimentos y sus tendencias fundamentales", prosiguió; y advirtió que ésta "no debe ser medida solamente por el alza de costos en los mercados internacionales, sino también por el costo físico, mental y espiritual de quienes no pueden acceder" a los alimentos "para ellos y sus familiares".

"Invertir en programas de agricultura sostenibles y a largo plazo a nivel local e internacional sigue siendo crucial para los prospectos de desarrollo de muchos. Esta inversión tiene que hacerse de forma tal que alcance a los precios de los alimentos así como su distribución y producción en todo el mundo, pero de manera particular en África", continuó el Nuncio.

El Observador Permanente ante la ONU explicó después que las "políticas agrícolas necesitan redescubrir el camino de la razón y la realidad para balancear la necesidad de producción de alimentos con la necesidad de ser buenos con la tierra. Se debe tener cuidado para cubrir las necesidades fundamentales de las personas y evitar reducir el diálogo a extremos economicistas y ecologistas egoístas y manejados ideológicamente".

"Mientras la crisis de alimentos se presenta como una inmediata amenaza al desarrollo, la sociedad tiene que lidiar también con desafíos persistentes e inminentes como el cambio climático, los subsidios agrícolas dañinos, comercio justo, degradación del medio ambiente y reforma agraria. Mediante una más grande solidaridad internacional y una creciente preocupación por los más vulnerables en nuestras sociedades, podemos enfrentar los desafíos inmediatos mientras seguimos trabajando para asegurar que el progreso de hoy sea la piedra angular para un mañana más justo y seguro", concluyó.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios