2 de julio de 2014 10:53 am

Sacerdote agradece a goleador de Costa Rica ejemplo de sacrificio en Mundial Brasil 2014

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Bryan Ruiz. Foto: nicksarebi (CC BY 2.0)
Bryan Ruiz. Foto: nicksarebi (CC BY 2.0)

El sacerdote Víctor Manuel Jiménez Gómez, conocido como el Padre “Toto”, agradeció a su compatriota y goleador de la selección de Costa Rica, Bryan Ruiz, por su ejemplo de disciplina y sacrificio en la Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014, algo que consideró también se puede aplicar a la vida cristiana.

En una publicación realizada en la red social Facebook, el P. Jiménez Gómez recordó que en un viaje que realizó a Roma acordó con el futbolista visitarlo en Bélgica, país en el que por esos días jugaba en el club Gent, para poder también conocer a su entonces recién nacido hijo, Mathías.

“Recuerdo que el domingo habíamos quedado de ir a Misa a mediodía. Esa mañana amaneció lloviendo y muy fría – quizá unos 10 grados-. Bryan se levantó y se alistó con zapatos de correr y fuerte sudadera”.

“¿A dónde vas? – pregunté algo dormido viendo que el reloj marcaba las 6:10 am. A correr – me contestó decidido”.

A continuación el sacerdote le recordó a Bryan que ese día no tenía entrenamiento, sin embargo el futbolista costarricense le replicó que “no tengo con el grupo, pero nos pidieron que corriéramos una 60 minutos a esta hora de la mañana”.

“Pero está lloviendo y hace demasiado frío Bryan, vaya más tarde, espere que caliente y suba la temperatura, cuestioné haciendo de abogado del diablo.

Cuando hace frío y llueve también se juegan partidos, me contestó con una sonrisa mientras salía del apartamento”, recordó el sacerdote.

El P. Jiménez Gómez señaló en su escrito que “en estos días he recordado este episodio, me ha sido fácil al verlo jugar y anotar. No puedo dejar de pensar que todas estas alegrías que nos han dado los muchachos no son gratis o golpe de suerte”.

“Hay trabajo y sacrificio silencioso que a veces no percibimos”, señaló.

El sacerdote recordó que aquel día en Bélgica “después de hora y media regresó esa mañana Bryan, empapado de pies a cabeza, directo a la ducha. A mediodía fuimos a misa tal como lo habíamos planeado”.

“En misa pensaba que la santidad y el deporte se parecen mucho – con razón san Pablo habla de recibir la corona que no se marchita-. Con toda la claridad de que es un don de Dios pero que necesita del 100 por ciento de mi respuesta”.

El Padre Todo remarcó: “a ver si me explico, para ser santos ‘hay que levantarse muy temprano a correr aunque haga frío o sueño’”.

Gracias Bryan por la lección… y gracias por las alegrías que me está dando el futbol”, concluyó.

Etiquetas: Brasil, Deporte, Costa Rica, Iglesia en Costa Rica, Mundial Brasil 2014, Mundial FIFA Brasil 2014

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios