"Revolución sexual" de los 60’s está en génesis de abusos, explica Cardenal

Cardenal Camillo Ruini
Cardenal Camillo Ruini

ROMA, 25 Mar. 10 / 03:37 pm (ACI).- El Vicario Emérito del Papa para la Diócesis de Roma y Ex Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, Cardenal Camillo Ruini, explicó en una reciente entrevista que los graves casos de abusos sexuales cometidos por algunos miembros del clero tienen su génesis en la llamada "revolución sexual" de los años 60’s que ha hecho que la sociedad esté "invadida por la exaltación de la sexualidad".

En una entrevista concedida al diario liberal Il Foglio, dirigido por el agnóstico Giuliano Ferrara, el Cardenal señaló que "en mi opinión la campaña difamatoria contra la Iglesia católica y el Papa ejecutada por los medios de comunicación es parte de la estrategia que está ejecutándose desde hace siglos y que Friedrich Nietzsche ya teorizaba con el gusto de los detalles".

El Purpurado indica en la entrevista comentada por el vaticanista Sandro Magister que para "Nietzsche el ataque decisivo al cristianismo no puede ser realizado en el plano de la verdad sino en el de la ética cristiana, que sería enemiga de la alegría de vivir".

Entonces, prosigue, "quisiera preguntarle a quien lanza los escándalos de pedofilia principalmente contra la Iglesia Católica, quizá trayendo a colación el celibato de los sacerdotes: ¿no sería quizá más honesto y realista reconocer que ciertamente estas y otras desviaciones ligadas a la sensualidad acompañan toda la historia del género humano, pero también que en nuestro tiempo estas desviaciones son ulteriormente estimuladas por la tan aclamada ‘liberación sexual’?"

El Cardenal Ruini indica luego que "cuando la exaltación de la sexualidad invade todo espacio de la vida y cuando se reivindica la autonomía del instinto sexual de todo tipo de criterio moral, se hace difícil explicar que determinados abusos son absolutamente condenables".

En realidad, precisa, "la sexualidad humana desde su inicio no es simplemente instintiva, no es idéntica a la de los animales. Es, como todo el hombre, una sexualidad 'impregnada' con la razón y con la moral, que puede ser vivida humanamente, y hacer verdaderamente feliz, solamente si es vivida de este modo".

Este extracto de la entrevista es citado por Sandro Magister en su comentario "Génesis de un delito. La revolución de los años Sesenta", sobre la carta pastoral del Papa Benedicto XVI a los católicos de Irlanda.

En él, Magister señala que "el escándalo de la pedofilia ha existido siempre, pero el vuelco cultural de hace medio siglo lo hizo aumentar. Lo escribe Benedicto XVI en su carta a los católicos de Irlanda".

El vaticanista italiano explica la seriedad y rigurosidad con la que el Santo Padre ha tratado este tema: estableciendo un año completo de penitencia para la Iglesia en Irlanda, adoración constante al Santísimo, visitas apostólicas a diversas diócesis y congregaciones, así como un año de misión para todos los sacerdotes y religiosos.

"En cuanto a los acusadores de primera fila, los más armados de piedras contra la Iglesia, ninguno de ellos está sin pecado. Para quien exalta la sensualidad como instinto puro, libre de todo vínculo, es difícil que luego pueda condenar cada abuso que se siga de esto", señala.

Para Magister, "la tragedia de algunos sacerdotes y religiosos, ha escrito Benedicto XVI en la carta, ha sido también la de creer en ‘modos de pensar’ similares, muy difundidos, que llegan a justificar lo injustificable".

"Un ablandamiento que a Ratzinger obispo y Papa no se le puede imputar, ni siquiera por el más encarnecido de sus adversarios, si es que es honesto", concluye.

Para leer el comentario completo puede ingresar a: http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1342641?sp=y 

Comentarios