29 de abril de 2013 5:31 pm

Revista de diócesis de Saltillo critica a Benedicto XVI y “podredumbre” del Vaticano

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Revista de diócesis de Saltillo critica a Benedicto XVI y “podredumbre” del Vaticano

La revista Voces de Esperanza, revista semanal de la diócesis de Saltillo (México), gobernada por el Obispo Raúl Vera, publicó artículos de abierta crítica al hoy Obispo Emérito de Roma, Benedicto XVI, al Papado y al Vaticano, en el que se dijo que existe una “podredumbre interna”.

Los artículos se titulan “El Papa se va, pero el Papado se queda” y “Una Iglesia y dos Papas”, y fueron escritos por Víctor Ramírez, integrante de la Pastoral Vocacional de la diócesis de Saltillo, e incluidos en los números 83 y 87 del semanario.

Hasta hace algunos días ambas ediciones estaban disponibles en formato PDF. Sin embargo ahora ya no están en el sitio web de la diócesis de Saltillo.

En “El Papa se va, pero el Papado se queda”, publicado el 24 de febrero en la página 2 –la misma en la que apareció la homilía del Obispo de Saltillo– Víctor Ramírez escribió, “sin temor a equivocarme”, que la renuncia de Benedicto XVI se debió a que el mundo se transforma rápidamente y la Iglesia no.

Para Ramírez, Benedicto XVI tuvo un pontificado “anclado en el pasado”, ligado a la “imposición de una moral tradicional en materia sexual” y caracterizado por la “negativa de ordenar mujeres y a la condena continua y sistemática del pensamiento diferente”.

Para el autor del citado artículo, “mientras se siga manteniendo un Papado como el de hasta ahora (de Benedicto XVI), es decir, una monarquía absoluta, fundamentada en un Código de Derecho Canónico universal y llevada a la práctica mediante un Catecismo Universal, la Iglesia seguirá alejada del mundo, de los jóvenes, de las mujeres y ya ni se diga de los pobres”.

En “Una Iglesia y dos Papas”, el miembro de la Pastoral Vocacional de la diócesis dirigida por Mons. Raúl Vera, criticó que Benedicto XVI “renuncia sin renunciar”.

“El que a las 20:00 horas de Roma del día 28 de febrero de 2013 debió llamarse de nuevo cardenal Ratzinger y retirarse a vivir tal vez a su lugar natal, cuando no a algún punto de los lugares más pobres del planeta previó y organizó su futuro, cuándo terminar su cargo y dónde vivir después”, escribió.

En su artículo, publicado el 24 de marzo, Víctor Ramírez expresó su deseo de que “Dios quiera y el Espíritu del Señor Jesús se haga presente en el cónclave” y se elija a un Papa “que se atreva a cuestionar el modo en que se estructura la Iglesia, que reivindique a la mujer y su derecho al ministerio sacerdotal”.

El miembro de la Pastoral Vocacional de la diócesis de Saltillo pidió que el nuevo Papa “diga de una vez por todas que la homosexualidad es propia de la naturaleza humana y que el magisterio hizo una interpretación inexacta de la Escritura en este tema”.

El Papa, además, según la publicación, debe renunciar “a ser Jefe de Estado y el Vaticano desaparezca como tal y con él su podredumbre interna”.

Ramírez exigió también al nuevo Papa que “traiga a casa a los más de ciento veinte teólogos de la Teología de la Liberación que su antecesor condenó a vivir ‘fuera’ de ella”.

Según Ramírez, si el nuevo Papa respondiera a sus exigencias estaría “lleno de Evangelio”, y se preguntó si Benedicto XVI estaría “dispuesto a defender lo que para él es la ortodoxia católica, y sin quererlo o no, dando origen a un segundo cisma”.

La diócesis de Saltillo se ha visto envuelta en la polémica por el apoyo de Mons. Raúl Vera al grupo San Elredo, que promovía abiertamente el estilo de vida gay.

El Obispo de Saltillo también apoyó la despenalización del aborto en México y lidera dos organizaciones abortistas.

Además, Mons. Raúl Vera se negó recientemente a sancionar canónicamente al sacerdote Adolfo Huerta Alemán, que confesó mantener relaciones sexuales frecuentemente y que declaró que “si no existe Dios me vale madres”.

Etiquetas: México, Mons. Raúl Vera, Saltillo

Comentarios