El Director de la organización internacional católica Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), Neville Kyrke-Smith, señaló que el gobierno debe considerar el respeto a los derechos humanos, entre los cuales está la libertad religiosa, como criterio para decidir a quien prestar ayuda económica en el extranjero.

Las declaraciones de Kyrke-Smith se dan luego que el Secretario de Defensa del Reino Unido, Dr. Liam Fox, hiciera una propuesta para que el 0,7 por ciento del producto bruto interno se dedique a la ayuda internacional.

Para el director de AIN en el Reino Unido, el respeto a los derechos humanos y la libertad religiosa "tiene que ser una parte esencial del diálogo y la discusión en términos de construir una sociedad civil. Esto está fuertemente entrelazado con la Declaración Universal de Derechos Humanos y nunca puede olvidarse cuando se considera la ampliación de una ayuda".

Kyrke-Smith hizo esta afirmación luego que el Cardenal escocés Keith O’Brien, Arzobispo de St. Andrews y Edimburgo, denunciara que el gobierno británico puso en marcha una política exterior "anti-cristiana".

El Purpurado criticó al gobierno por la intención del gobierno de duplicar la ayuda que le da a Pakistán a más de 445 millones de libras (más de 720 millones de dólares).

Pakistán, explica AIN, ha visto en los últimos meses una serie de atentados contra los cristianos, como el homicidio del Ministro Shabhaz Bhati, quien fue acribillado por varios miembros de Al Qaeda a la salida de su casa; y del gobernador del estado de Punjab, Salman Tasir, también asesinado por ser cristiano.

  • Tags: