El vocero del Arzobispado de Santa Cruz, Marcial Chupinagua, advirtió que el diálogo y no el referendo revocatorio es la solución a la crisis boliviana, que ya tiene varios meses.

En declaraciones a la prensa local, Chupinagua afirmó que los referendos revocatorios son medidas que buscan distraer la atención y que "sólo provocan la inversión de mucho dinero, cuando más bien (las autoridades) deberían ocuparse para superar la crisis que muchos bolivianos están viviendo. El diálogo sería la mejor señal de que nos entendemos y podemos seguir adelante".

"Si hemos elegido a estas autoridades es para que se entiendan y se respeten, y para que nos den a nosotros esa certeza que el diálogo es un valor del ser humano que nos debe llevar a solucionar los conflictos", señaló.

Evo Morales ha convocado para el 10 de agosto a un referendo para que los bolivianos decidan si el Presidente y Vicepresidente, así como los nueve prefectos, continúan en sus cargos.

Sin embargo, los prefectos opositores de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, señalaron que dialogarán con el Gobierno después de las consultas autonómicas previstas en junio en estas tres últimas regiones.

Santa Cruz celebró el pasado 4 de mayo una consulta sobre autonomías. Sin embargo, esta ha sido declarada ilegal por el Gobierno.

Más en América

  • Tags: