Recuerdan a sacerdote que murió de cáncer y a quien el Papa llamó por teléfono [VIDEO]

El Papa Francisco y el P. Francisco Rencoret
El Papa Francisco y el P. Francisco Rencoret

SANTIAGO, 03 Dic. 17 / 07:43 pm (ACI).- Cuando falta menos de dos meses para la llegada del Papa Francisco a Chile, la oficina de comunicaciones de la comisión nacional para la visita difundió dos emotivos videos que recuerdan la vez que el Pontífice tuvo el gesto de llamar por teléfono a un sacerdote que sufría de cáncer para alentarlo a seguir luchando contra esta enfermedad.

En los videos aparecen los padres del sacerdote Francisco Rencoret, quien recibió en junio de 2016 la llamada del Santo Padre. El presbítero de 35 años había sido diagnosticado de un severo cáncer y metástasis pulmonar. Falleció el 13 de agosto del mismo año.

El P. Rencoret explicó en su momento a ACI Prensa que el 4 de junio, a la hora de almuerzo y sin previo aviso, el Papa Francisco lo llamó para “saber de mi salud, para decirme que rezaba por mí, para darme mucho apoyo, ánimo y cariño de la Iglesia”.

Antes de finalizar la conversación, el sacerdote le dijo al Santo Padre que “ofrecía algunos de mis dolores por su vocación, dificultades y penas” y que estaban “muy en comunión porque efectivamente Dios es Misericordioso”.

En dos videos publicados por la oficina de Comunicaciones de la Comisión Nacional Visita Papa Francisco Chile, los padres de este joven sacerdote fallecido dieron más detalles sobre este acontecimiento.

Quien contestó el teléfono fue su madre, María Isabel Mujica, quien pensó que se trataba de un sacerdote amigo. “Yo digo ‘Padre Arturo’. ‘No, soy el Papa Francisco’, me dice él”, recordó.

“Otro habría usado a su secretaria, pero él no. Él directamente pescó el teléfono y llamó tan espontáneo, cercano. Entonces eso lo hace más atractivo todavía”, destacó María Isabel.

Para su padre, Gustavo Rencoret, “fue una sorpresa emocionante, un regalo. Yo diría sentir en carne propia la bienaventuranza y la misericordia de Dios en la persona del Vicario de Cristo, el Papa Francisco”.

“En realidad fue una llamada gratuita a un hermano sacerdote enfermo. Sorpresiva, con gran ternura, con gran preocupación”, agregó.

Cuando se supo la noticia en las parroquias, Gustavo señaló que la gente “lo experimentó y lo sintió como una llamada a cada uno”.

“Sentían como si los hubieran llamado a ellos”, dijo María Isabel, “es un regalo para todos, nosotros no nos damos por aludidos que sea para nosotros sino que es un regalo para la Iglesia”.

El P. Francisco Rencoret conoció al Papa Francisco en un viaje a Roma. No sabía si iba a encontrarse con él pero de todas formas decidió llevarle como regalo un retrato de los padres del Santo Padre.

“Todos los amigos le dijeron: ‘Ay Francisco, no seas ingenuo, si no se lo vas a poder pasar’. Y resulta que se lo pudo entregar, gracias a Mons. Ezzati que le hizo el contacto y se lo entregó personalmente”, recordó la madre.

Si bien siempre mantuvieron la esperanza del milagro de su sanación, según su padre Gustavo, “el milagro vino por otro lado en realidad, porque fue una muerte misericordiosa. No se escribieron capítulos que habrían sido muy penosos”.

Para Gustavo y María Isabel la llamada del Papa “fortalecía un poquito para enfrentar lo que venía”, y les llamó la atención su “ternura”, porque justamente el joven sacerdote tenía incorporada la frase de Santa Teresa de Ávila: “Dios es ternura, atrévete a amar”.

“Y eso se lo dijo (Francisco) a Gustavo antes de morir. Le dijo ‘papá, acuérdate, Dios es ternura, no hay por qué temer”’, recordó María Isabel

También te puede interesar:

Etiquetas: Papa Francisco, Viaje del Papa Francisco a Chile, P. Francisco Rencoret

Comentarios


FacebookTwitterWhatsAppGoogle+Email App