25 de marzo de 2019 6:55 pm

Recuerdan a familia “héroe” que salvó a judíos del Holocausto hace 75 años

Redacción ACI Prensa

La Iglesia en Polonia recordó este 24 de marzo a la familia Ulma, asesinada hace 75 años por haber escondido a un grupo de judíos durante la ocupación del país por parte de los nazis.

“Hace 75 años, los alemanes asesinaron a Józef Ulma, a su esposa Wiktoria, a sus 7 hijos, así como a 8 judíos que estaban escondidos. El proceso de beatificación de la familia Ulma está en marcha. Hoy celebramos el Día Nacional del Recuerdo de los polacos en Polonia, rescatando a judíos bajo la ocupación alemana”, expresó la Conferencia Episcopal de Polonia en su cuenta de Twitter.

La familia Ulma fue reconocida como “Justos entre las Naciones” en 1995, tras ser asesinada por el régimen nazi por ocultar a una familia judía en su granja en Markowa (Polonia). Su beatificación está en marcha desde el 2003 en el Vaticano.

A fin de recordar su valerosa acción, se estableció que el 24 de marzo sería recordado como el Día de la Memoria de los Polacos que salvaron a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

La pareja de esposos, Józef y Wiktoria Ulma, vivieron en un pueblo donde pese a la pobreza y el riesgo, albergaron a sus vecinos judíos que huían del régimen nazi, posiblemente a finales de 1942. Fueron ocho los judíos escondidos: Saul Goldman y sus cuatro hijos; así como a dos hijas y una nieta de Chaim Goldman de Markowa.

Sin embargo, la mañana del 24 de marzo de 1944 cinco gendarmes alemanes y otros policías llegaron a la casa del matrimonio, comandados por el teniente Eilert Dieken. Primero asesinaron a los judíos y luego a Józef y Wiktoria, quien estaba en el séptimo mes de embarazo. Después, Dieken mató a los pequeños.

En poco tiempo fueron asesinadas diecisiete personas, incluyendo al bebé que Wiktoria empezaba a dar a luz en el momento de la ejecución.

El Instituto Yad Vashem de Israel nombró a Józef y Wiktoria Ulma como “Justos entre las Naciones”, así como también a 6.400 polacos que pusieron en peligro su vida para ayudar y salvar a los judíos perseguidos.

El 17 de marzo de 2016 en Markawa, se inauguró el Museo de la Familia Ulma, siendo la primera institución del país que rememora a los polacos que ayudaron desinteresadamente a judíos durante el Holocausto.

De acuerdo con su director, Mateusz Szpytma, “se trata del primer museo de Polonia que recuerda a estos polacos que ayudaron a judíos durante la Segunda Guerra Mundial”. Asimismo, afirmó que, “gracias a esas personas, entre 30.000 y 40.000 polacos de religión hebrea lograron escapar de la persecución nazi”.

Etiquetas: Polonia, judíos, Holocausto, Iglesia en Polonia

Comentarios