15 de febrero de 2004 6:22 pm

Rabino descalifica a críticos que insisten en antisemitismo de La Pasión de Cristo

Redacción ACI Prensa

Rabino descalifica a críticos que insisten en antisemitismo de La Pasión de Cristo

El rabino Daniel Lapin, uno de los más respetados representantes de la comunidad judía estadounidense, descalificó a los “autoproclamados” líderes religiosos que insisten en acusar de antisemita al filme “La Pasión de Cristo” y anticipó que la cinta será exitosa a pesar de la malintencionada campaña.

Lapin, que preside la organización “Toward Tradition” – dedicada a tender puentes entre cristianos y judíos- escribió una columna sobre la película que este 25 de febrero se estrenará en el país.

En el texto, Lapin no solo reconoce que la cinta tendrá un impacto impresionante a todo nivel, sino que cierra la polémica que la Liga Antidifamación Judía (ADL) y otros grupos extremistas ha insistido en crear para ahuyentar al público de las salas de cine... y acusa a sus líderes de ser quienes realmente dañan a los judíos con sus ataques a los cristianos.

Para Lapin hay tres razones contundentes que reflejan el fracaso de la ADL y compañía.

La primera es que a dos semanas del estreno las ventas de boletos por anticipado son masivas y todo señala que la película será un éxito de taquilla. “Los distribuidores que se rindieron a la presión de las organizaciones judías y no quisieron tomar La Pasión, se estarán lamentando, mientras Newmarket Films (NDR – que distribuirá la cinta en el país) celebrará camino al banco. Los dueños de las salas de cine van a amar este filme”, sostiene Lapin.

La segunda razón del rabino es que “La Pasión será famosa como la más seria y sustantiva película bíblica alguna vez hecha. Será uno de los eventos de entretenimiento más comentados de la historia”.

Y la tercera predicción de Lapin es que La Pasión reforzará la fe “de millones de cristianos” que serán inspirados por la cinta. “La Pasión puede lograr que muchos estadounidenses no religiosos se acerquen al Cristianismo”.

Por todo esto, Lapin sostiene que las organizaciones judías que han gastado tiempo y dinero inútilmente protestando contra La Pasión, “no pueden estar orgullosas de su actuación” porque fracasaron.

“Esperaban arruinar a Gibson y no enriquecerlo. Esperaban que se suprimiera La Pasión y no promoverla. Esperaban ayudar a los judíos y los han dañado”, explica Lapin.

El rabino sostiene que el propósito real del ataque contra Gibson respondió a un deseo de ampliar los ingresos de ciertas organizaciones. “Aparentemente, asustar a viudas judías millonarias en Florida con la idea de una persecución, les permitió rellenar sus arcas” con donaciones para esta “causa”, indicó.

Lapin es categórico: “en vez de ayudar a la comunidad judía, le han hecho un profundo daño. Al descargar selectivamente su furia solo en el entretenimiento que muestra el Cristianismo de forma positiva, han desatado, ira, dolor y resentimiento”.

En este sentido, para el rabino es crucial que los cristianos “sepan que no todos los judíos están de acuerdo con estos voceros autonombrados” y hasta sienten vergüenza por “el ataque contra La Pasión pero permanecen en silencio ante el entretenimiento depravado que alienta el asesinato de policías y el abuso de mujeres”.

Lapin reconoce que los cristianos son heridos por grupos judíos que “presumen saber lo que la Escritura cristiana realmente significa” y con prepotencia quieren “reeducar a los cristianos en teología e historia” en su afán por desprestigiar el carácter bíblico de la cinta.

Según el rabino, hoy “el peligro amenaza a todos los estadounidenses, tanto a judíos como cristianos. Muchos de los hombres y mujeres que están en el frente encuentran gran apoyo en su fe cristiana. Es extraño que las organizaciones judías, con el propósito de proteger a los judíos, crean que insultar a los aliados es el mejor modo de cumplir su fin”.

“Un feroz perro Rottweiler en un hogar suburbano rápidamente hará de esa familia algo extraño en el vecindario. Para los que en la comunidad judía tenemos lazos de amistad con nuestros vecinos, algunas organizaciones judías se han convertido en nuestros Rottweilers. Que Dios nos ayude”, concluyó Lapin.

Comentarios