16 de junio de 2003 - 2:06 PM

Quiénes están detrás de los ataques a la película “The Passion”

Redacción ACI Prensa

Quiénes están detrás de los ataques a la película “The Passion”

Las recientes aclaraciones y disculpas en torno a la película “The Passion” de Mel Gibson han evidenciado cuáles son los grupos que sistemáticamente venían denostando la película y por qué: Los sectores “ultra” de la organización judía “Anti Difamation League” (Liga Anti Difamación -ADL) y el círculo de intelectuales del controvertido “Jesus Seminar”. Tras la reciente disculpa de la Conferencia Episcopal norteamericana y las declaraciones de Mel Gibson sobre la naturaleza de su película, la agencia de tendencia conservadora NewsMax reveló que un comité de “intelectuales” católicos y judíos que asesoran tanto al episcopado norteamericano como al ADL confirmaron que habían recibido una copia ilegal del guión a través de un “garganta profunda”.

“Lo que se ha venido a saber es que los ‘intelectuales’ que han criticado la película están trabajando fervientemente en rescribir el Nuevo Testamento”, dice NewsMax, apuntando al controvertido “Jesus Seminar”; y agrega que “estos intelectuales señalan que los autores del Evangelio –Mateo, Marcos, Lucas y Juan-, escribieron sus textos para congraciarse con las autoridades romanas que en ese entonces regían el mundo conocido de entonces”.

Según NewsMax, a estos intelectuales “les molesta el apego de Gibson al texto original” de los Evangelios.

En efecto, después de rumiar el proyecto durante 10 años, Mel Gibson ha revelado que decidió escribir el guión de “The Passion” con el guionista Benedict Fitzgerald inspirándose estrictamente en los Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Además, Gibson se inspiró en un viejo libro que encontró en su biblioteca, la “Dolorosa Pasión de la Venerable Anne Katherine Emmerich, una religiosa agustina de origen alemán que al parecer tuvo visiones místicas y que describe el drama de la pasión del Señor con conmovedor realismo.

Otra de las fuentes utilizadas para la puesta en escena, por ejemplo, para el complejo maquillaje del actor Jim Caviezel -que tomó entre cuatro y siete horas a diario para reflejar el drama de la Pasión-, ha sido el Manto de Turín.

Para los sectores “ultras” de la ADL, todas estas fuentes, incluyendo los Evangelios son de por sí “antisemitas” y deben por tanto ser bloqueadas incluso antes que la película se dé a conocer.

Estos sectores de la Anti Defamation League que critican “The Passion” son los mismos que han lanzado la campaña mundial de desprestigio contra el Papa Pío XII y contra la Iglesia en general, acusándola de “promover el antisemitismo”.

Sin embargo, a quienes más ha irritado esta visión de la Pasión apegada a los Evangelios y a la tradición cristiana es a los miembros del controvertido “Jesús Seminar”.

Las obsesiones del “Jesus Seminar”

El Jesus Seminar es un auto nombrado equipo de “intelectuales” biblistas que se han dedicado a releer los Evangelios a partir de un sistema subjetivo de especulaciones racionalistas y de votaciones entre sus miembros, con el cual dicen determinar la “veracidad” de los Evangelios, separándola de lo que consideran “leyenda”.

Según el Jesus Seminar, menos del 20 por ciento de lo que dicen los Evangelios es cierto, y por ejemplo, de la totalidad del Padrenuestro, sólo la invocación “Padre Nuestro”, provino de Jesús, todo lo demás habría sido “inventado” por sus discípulos o la comunidad primitiva.

En realidad, sólo 14 de los 74 integrantes del Jesus Seminar son biblistas, como es el caso de John Dominic Crossan y Marcus Borg; y más bien muchos de los otros miembros son absolutos desconocidos, o intelectuales de extracción conocidamente anti-religiosa provenientes mayoritariamente de las universidades norteamericanas de Harvard, Claremont y Vanderbilt.

Uno de los miembros del Jesus Seminar es el cineasta de origen holandés Paul Verhoeven, director de películas de violencia como “Robocop” y “Total Recall”, así como de filmes de porno blando como “Showgirls”.

Verhoeven, que se describe a sí mismo como “de crianza católica”, declaró recientemente que, de niño creía que Jesús había ido a la cruz “midiendo cada uno de sus pasos, plenamente conciente de hacia dónde estaba caminando”.

Sin embargo, después de haber leído “numerosos relatos”, Verhoeven dice estar convencido de que la Pasión no fue un acto deliberado de Jesús, “sino una cadena de errores cometidos por las tres partes: los romanos, los judíos y el mismo Jesús”.

“El Jesus Seminar la describe más bien como un ‘accidente de tránsito’”, dice Verhoeven.

Por este motivo, tanto para Verhoeven como para los miembros del “Jesus Seminar”, algunos de los cuales están involucrados en los comentarios negativos contra la película dirigida por Gibson, “The Passion”, con su crudo realismo y su fidelidad a los textos bíblicos, crearía una corriente de opinión favorable a la lectura fiel a las Sagradas Escrituras. Y por tanto, contraria a quienes creen que la Biblia es la “creación tardía” de una imaginaria “comunidad primitiva”.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios