Cargando...

Queman dos iglesias católicas en menos de una semana en Chile

Por Bárbara Bustamante

SANTIAGO, 27 Dic. 16 / 12:27 pm (ACI).- Dos días después del incendio que destruyó la Parroquia de San Judas Tadeo, el pueblo de Ercilla de la Región de la Araucanía en el sur de Chile, sufrió la pérdida de otro de sus templos católicos. Esta vez se trató de la Capilla de la zona rural de Chamichaco, incendiada en la madrugada del viernes por un grupo de resistencia mapuche.

En el lugar el grupo “Resistencia Malleco” dejó un panfleto en el que se adjudicó también el incendio de la Parroquia San Judas Tadeo.

“La acción realizada en Ercilla, en la iglesia San Judas Tadeo es una respuesta a la violencia que ejerce el Estado contra nuestro pueblo. Si no respetan nuestra religión, nosotros tampoco la suya”, dice el panfleto encontrado en el lugar del incendio.

Frente a esto, el Obispo de Temuco, Mons. Héctor Vargas, afirmó a la prensa que “si hay una
institución que ha llevado la vanguardia en lo que ha sido el respeto por la libertad de culto es justamente la Iglesia Católica”, la cual respeta las expresiones religiosas de los mapuches.

La comuna de Ercilla se ubica en la llamada “zona roja” de La Araucanía, en donde se vive un fuerte conflicto armado entre grupos extremistas y las fuerzas policiales por la reivindicación histórica de tierras que busca el pueblo mapuche, la cual se remonta a 1880 cuando se les confinó a reducciones en medio de diversas irregularidades.

En lo que va de 2016 ya son 13 las iglesias destruidas en este conflicto.

Mons. Vargas, señaló que la destrucción de iglesias “es un tema extremadamente doloroso” y que “no es fácil volver a reconstruirlas porque las comunidades son muy sencillas y humildes y no hay recursos. De hecho, (en Ercilla) no se ha podido reconstruir todavía ninguna”.

“No nos queda más que condenar fuertemente este tipo de hechos que no contribuyen en nada a solucionar los temas de fondo de La Araucanía, ni del pueblo mapuche, ni del resto de la sociedad”, dijo el Prelado.

Aseguró que pese a estos ataques “la Iglesia va a seguir llevando adelante su tarea evangelizadora, su servicio a la región, al bien social y su dedicación a quienes más lo necesitan”.

Desde julio de 2016, Mons. Vargas, ha participado como “facilitador” en la mesa de diálogo entre el Gobierno y los dirigentes mapuches, con el fin de generar propuestas que solucionen el conflicto mapuche y terminar con la violencia en la zona de la Araucanía.

También te puede interesar:

Etiquetas: Chile, mapuches, conflicto mapuche, ataque a iglesias

Comentarios

Pascua 2017
El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

El blog de Mons. José Gómez
ACI Prensa en Snapchat