13 de octubre de 2008 - 6:05 PM

Proyectos pastorales que no unen caridad y verdad fracasan, advierte Obispo peruano

Redacción ACI Prensa

Proyectos pastorales que no unen caridad y verdad fracasan, advierte Obispo peruano

El Obispo Prelado de Ayaviri, Mons. Kay Schmalhausen, recordó a los sacerdotes que están llamados a ser santos y deben unir "a la caridad en el trato, la verdad en el anuncio", pues el proyecto pastoral que prescinda de ambas dimensiones está condenado a fracasar tarde o temprano.

"Es falsa aquella apuesta pastoral que pregona en aras de la caridad pastoral eludir las exigencias de la verdad. Todo proyecto pastoral que dimita de un anuncio coherente de la verdad de la fe en toda su riqueza y exigencias, tarde o temprano está destinado a fracasar", advirtió el Prelado durante la ordenación sacerdotal de David Vargas Valencia, de 33 años.

Mons. Schmalhausen exhortó a los sacerdotes a ser fieles a las enseñanzas de la Iglesia y a tener la certeza de que esta "obediencia dócil y amorosa (…) será tenida en cuenta" cuando al final de sus días se presenten al Señor.

Durante la Misa, el Obispo también recordó a que "la Iglesia necesita de sacerdotes santos", pues la vitalidad de las Iglesias particulares "está muchas veces en justa proporción a la santidad de sus sacerdotes".

"Si queremos que nuestra Iglesia lleve en sí la vitalidad y fuerza del Espíritu Santo, no permitamos en nosotros un estilo de vida mediocre, ni mucho menos una imagen distorsionada de la identidad sacerdotal", señaló.

En ese sentido, recordó la importancia de vivir los sacramentos, meditar la Palabra de Dios, así como llevar una vida de profunda oración. "No dejes de dedicar tiempo prolongado y diario a la adoración eucarística, a la oración personal, a la meditación asidua y penetrante de la palabra de Dios. Ten la certeza de que no será nunca tiempo perdido", afirmó.

Mons. Schmalhausen también llamó a ofrecer a los fieles "a manos llenas la misericordia de Dios" a través del Sacramento de la Reconciliación, sin olvidar "que nosotros los sacerdotes también somos débiles y necesitamos la confesión".

"El reconocimiento de tus propias debilidades al confesarte con frecuencia será ciertamente una de las mejores escuelas para que puedas ser misericordioso con los demás, comprender y acoger sus cargas y debilidades", indicó.

El Obispo de Ayaviri también exhortó a los sacerdotes a ser educadores esmerados "en la participación y reverencia litúrgica de los fieles". "La liturgia, bien celebrada y vivamente participada por los fieles posee en sí una de las fuerzas evangelizadoras más poderosas al hacer entrar al hombre en el ámbito de lo sagrado, conducirlo al umbral de la presencia de Dios, e introducirlo en la comunión con Él", afirmó.

La homilía completa se encuentra en: http://www.prelaturaayaviri.org/index.php?option=com_content&task=view&id=2113&Itemid=1

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios