20 de mayo de 2005 - 9:25 AM

Presidente del episcopado español explica objeción de conciencia ante uniones homosexuales

Redacción ACI Prensa

Presidente del episcopado español explica objeción de conciencia ante uniones homosexuales

El Presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y Obispo de Bilbao, Mons. Ricardo Blázquez, afirmó que la objeción de conciencia puede ser utilizada para oponerse al mal llamado “matrimonio homosexual”, porque se trata de un derecho fundamental reconocido por la Constitución española y el proyecto de Constitución Europea.

En un artículo publicado en un diario local, el Prelado recordó que la objeción de conciencia es un derecho reconocido por la Constitución española y el proyecto de la Constitución Europea, convirtiéndose en “un avance en el respeto a la dignidad de la persona humana”.

Explicó que la objeción de conciencia se da cuando “una persona o grupo de personas” enfrentan “un grave conflicto moral entre el imperativo de una ley civil y la voz de su conciencia”, motivado “por razones religiosas o ‘filosóficas’”.

Añadió que para nadie es “una salida fácil” recurrir a este derecho cuando sabe que “se expone a una sanción legal”. Sin embargo, Mons. Blázquez señaló que aunque “no esté reconocida en la ley la cláusula de conciencia”, la persona puede recurrir a ella porque “las leyes civiles están sujetas a los derechos fundamentales” como en este caso.

Con respecto a la ley aprobada por el Congreso de Diputados, que equipara las uniones homosexuales al matrimonio, el Obispo explicó que se ha pretendido “cambiar la estructura fundamental del matrimonio”, que es la unión entre un hombre y una mujer, alterando el sentido de las palabras y de las cosas, forzando así “una nueva definición”.

“De hecho, la misma Real Academia de la Lengua expresó su disconformidad, ya que no es competencia de un gobierno cambiar el sentido de las palabras”, afirmó.

Asimismo, el Prelado recordó que la estructura matrimonial está inscrita en la naturaleza humana y permite al varón y a la mujer, diferentes “en todas las dimensiones de la sexualidad humana”, participar de una complementariedad y apertura a “a la transmisión de la vida” que no pueden hallar las parejas del mismo sexo.

Mons. Blázquez afirmó que “el matrimonio es el ámbito donde los hijos son concebidos (...), criados y educados”. Añadió que “parecidas condiciones deben hallar los niños adoptados”.

Matrimonio y familia son instituciones fundamentales de la humanidad, pilares básicos de la sociedad, que deben ser protegidas y cuidadas con respeto”, sentenció.

Para leer el artículo completo puede acceder a: http://www.diariovasco.com/pg050519/prensa/noticias/Opinion/200505/19/DVA-OPI-345.html

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios