El presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Mons. Ricardo Centellas, reiteró que la salud debe ser prioridad para el gobierno, incluso antes que las elecciones.

Mons. Centellas expresó el 23 de julio que “toda institución y la política como tal, está al servicio de la vida, al cuidado y la integridad de la persona”.

En ese sentido “cualquier medida se debe tomar cuidando la salud de los ciudadanos”, agregó el Arzobispo horas antes de que el Tribunal Electoral de Bolivia cambiará, por segunda vez, la fecha de las elecciones presidenciales para el 18 de octubre.

El presidente de la CEB explicó que “si nosotros queremos apostar a una democracia cada vez más consolidada tenemos que velar por la participación”, ya que el ausentismo es “un indicador muy malo y contradictorio para la democracia”.

Mons. Centellas agregó que “en Bolivia hace falta nuevos líderes políticos que entiendan la política”.

“La política no es una oportunidad para ganar dinero, no es una inversión que luego se debe recuperar, sino que es un servicio al bien común para que todos los bolivianos vivan dignamente”. 

Más en Controversias

“En el mundo entero estamos viviendo una crisis de valores. Primero está la competencia, la economía y no está la vida. Ello repercute en Bolivia con mayor fuerza”.

Lo anterior se refleja, por ejemplo, en el sistema de salud que “hace años está colapsado antes de que llegara la pandemia” del coronavirus, que en Bolivia ha infectado a 65.252 personas, causando la muerte de 2.407.

Por eso, el presidente de la CEB alentó a “trabajar para que sea revertida la organización estructural de la salud”, pero por ahora “hay que intentar colaborar para que no sufra tanto la gente”.

“Que todos los bolivianos tengan la oportunidad de ser atendidos dignamente cuando experimenten una enfermedad”, concluyó Mons. Centellas.