El Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Arzobispo de Trujillo, Mons. Miguel Cabrejos Vidarte, lamentó la decisión del Congreso de aprobar la "Ley de Divorcio Rápido" y pidió al Presidente de la República, Alan García, observar la ley para defender la estabilidad del matrimonio.

Comentando la nueva ley, que permitiría la disolución del matrimonio civil en menos de 15 días, Mons. Cabrejos señaló que "me da pena esta decisión tomada por los padres de la Patria. En lugar de estar preocupados en cosas secundarias, deben promover normas para beneficiar a tanta gente pobre y necesitada del país".

El Prelado explicó que su pedido al Presidente Alan García Pérez se basa en que "el Estado tiene la plena responsabilidad de velar por el bienestar de la familia y su unidad porque así lo manda la Carta Magna".

"Sin duda alguna, quienes van a pagar las consecuencias negativas serán los niños, que son el futuro de nuestro país. Si la familia es la célula básica de la sociedad, entonces el Gobierno tiene la obligación de preservar su unidad", concluyó.

  • Tags: