La Presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, decidió participar del Te Deum en la Catedral de Salta dejando atrás el proyecto original del Gobierno de realizar una "ceremonia multirreligiosa".

El cambio en la decisión de la Mandataria se dio luego que distintos sectores de la sociedad rechazaran la iniciativa y el Arzobispo de Salta, Mons. Mario Cargnello, manifestara su desacuerdo con la idea de reemplazar el Te Deum y "se quebrara una tradición que viene de 1810".

Asimismo, el Prelado recordó que la "Iglesia está comprometida con una actitud ecuménica" y por eso en el Te Deum participarán representantes de otras religiones.

Por su parte el Presidente de la Pastoral Universitaria de Buenos Aires, P. Guillermo Marcó, señaló aunque se haya decidido realizar el Te Deum, en la propuesta del Gobierno de trasladar la tradicional ceremonia al interior del país "lo que hay es un profundo desconocimiento de lo que se festeja" pues el 25 de mayo "es una iniciativa de los vecinos del Cabildo de Buenos Aires" ya que en ese entonces "no había una autoridad nacional".

Algunos integrantes del Gobierno "decían que no había por qué sentarse (en la Catedral de Buenos Aires) para que Bergoglio los retara" y para evitar las posibles críticas decidieron realizar la ceremonia en Salta; sin embargo ellos no saben "lo que va a decir Mons. Cargnello", indicó.

También el historiador José Ignacio García Hamilton se manifestó sobre el tema en una entrevista a Cadena 3 y aseguró que "el 25 de mayo es una fiesta porteña. No tiene carácter nacional" y agregó que "el Te Deum siempre se hizo en Capital Federal. Ahora quieren llevarlo a Salta, porque Kirchner siempre está buscando enemigos".

Más en América

  • Tags: