20 de agosto de 2015 - 6:27 PM

Presentarán en Miami primera biografía autorizada de Mons. Agustín Román

Redacción ACI Prensa

Este sábado en la Torre de la Libertad en Miami (Estados Unidos), se presentará la primera biografía autorizada de Mons. Agustín Román, figura importante de la Iglesia en Cuba, a la que siempre trató de ayudar desde el exilio luego que en 1961 fuera expulsado de la isla por el régimen comunista con otros 130 sacerdotes y religiosos.

La obra se titula “Agustín Román, Pastor, Profeta y Patriarca” y el autor es el periodista Daniel Shoer Roth, quien entrevistó al Prelado durante cuatro meses y le dedicó tres años de investigación. Además hizo más de 100 entrevistas, entre ellas al Arzobispo de Boston, Cardenal Sean Patrick O’Malley, y al Arzobispo de Santiago de Cuba, Mons. Dionisio García Ibáñez.

En declaraciones difundidas por el periódico La Voz Católica, Shoer recordó que vio “cómo la gente lo quería; cuando una persona es tan querida por un pueblo tan grande, es porque tiene unas virtudes muy particulares”. Por su parte, antes de conocerlo en persona, Mons. Román ya conocía al periodista a través de sus escritos sobre temas religiosos en El Nuevo Herald.

Sin embargo, Shoer necesitó de la ayuda de los amigos del Prelado para poder convencerlo y escribir sobre él, pues consideraba que “no tenía ningún legado que dejar, que él no había hecho nada”.

La vida de Mons. Román

En el artículo difundido por La Voz Católica, el periodista recordó que Mons. Román consideraba que había tenido una vocación tardía, porque al terminar el bachillerato, muy difícil de lograr en la Cuba de finales de 1940 para un muchacho del campo, no pudo ingresar al seminario inmediatamente. Su padre le dijo que tenía que trabajar para ayudar a pagar la educación de sus hermanos.

“Dice un familiar que lo que realmente su padre quería era seguir demorando su entrada al seminario”, acotó Shoer.

Agustín Román se ordenó sacerdote en 1959, año en que Fidel Castro tomó el poder. Dos años después, el P. Román fue expulsado de Cuba y enviado a España junto con otros 130 sacerdotes y religiosos, entre ellos el Obispo Auxiliar de La Habana, Mons. Eduardo Boza Masvidal, actualmente camino a los altares.

En 1966 llegó a Miami y al año siguiente es nombrado para dirigir la construcción de la Ermita de La Caridad que estaba comenzando y también es nombrado capellán del Mercy Hospital.

Durante el tiempo que dirigió la Ermita de la Caridad, “siempre trató de ayudar a la Iglesia cubana, al cubano que llegaba; la puerta de entrada era la Ermita y Monseñor era quien los recibía. Su patriotismo lo dejó reflejado en el mural cubano que mandó pintar.”

Por su parte, el rector de la Ermita, P. Juan Rumín Domínguez, afirmó que gracias al P. Román este lugar “se convirtió en la casa de todos los que llegaban buscando libertad y mejores oportunidades”, y ya no solo de los cubanos exiliados. Además dio un impulso importante a la joven Diócesis de Miami; se fundaron muchos movimientos que todavía perduran, como los Cursillos de Cristiandad.

El periodista dijo que el entonces sacerdote siempre quiso ser pastor de la Diócesis de Matanzas, y por ello la importancia que daba a sus homilías en las Misas que transmitía para Cuba a través de Radio Martí.

En 1979 fue nombrado Obispo Auxiliar de Miami. Siempre estuvo disponible para la gente que llegaba a la Ermita. Le gustaba rezar frente al mar, “decía que la naturaleza siempre le hablaba a Dios”, añadió Shoer.

Fue pionero en usar los medios de comunicación para evangelizar. Fundó la revista católica Ideal y Radio Paz. Impulsó la independencia del periódico en español La Voz Católica, del periódico en inglés The Voice de la Arquidiócesis.

Además algunos de sus mensajes escritos en La Voz Católica eran traducidos al inglés. También escribió para el Diario Las Américas y para El Nuevo Herald.

“Fue no solamente un líder espiritual, un pastor, un obispo católico, también fue un líder cívico preocupado por mantener siempre la unión de las diferentes culturas que forman nuestra sociedad”, dijo el P. Rumín.

Mons. Román falleció el 11 de abril de 2012 a los 83 años de edad. El día de su funeral, los fieles colmaron la Catedral St. Mary, muestra del cariño que le tenían por ser “un hombre muy santo, muy entregado”, recordó Cristina Brito, secretaria del P. Rumín, quien también trabajó con el Prelado.

Sobre el libro, el P. Rumín destacó que “está escrito desde una perspectiva de fe; el escritor es un judío que ama a su religión, que ama a Dios”.

Por su parte, el autor afirmó que “esta obra es para los que lo conocieron y quieren ver a su obispo en un libro, pero también para la gente que no lo conoció y lo va a poder conocer a través de esta obra”, y expresó su deseo de que sea traducido al inglés.

Etiquetas: Mons. Agustín Román, Libros católicos, Iglesia en Cuba, Ermita de La Caridad

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios