28 de noviembre de 2003 - 2:12 PM

Presentan en España película basada en obra teatral de Juan Pablo II

Redacción ACI Prensa

Presentan en España película basada en obra teatral de Juan Pablo II

El director polaco de cine y teatro Krzysztof Zanussi, compañero de estudios y amigo del Papa Juan Pablo II, se encuentra en España para presentar su película Hermano de nuestro Dios”, una adaptación de la obra de teatro escrita por Karol Wojtyla hace casi 50 años. Zanussi –quien en 1997 llevó al cine la obra teatral y la presentó en el Festival de Venecia –, explicó que conoció al Pontífice “a comienzos de los años 60, estudiando filosofía en la Universidad de Cracovia. Yo tenía mucho interés en la creación artística, y eso es lo que nos unía. Más adelante, quise rodar una película con unos monjes en Cracovia, y ellos me dieron su permiso, pero también necesitaba la intervención del Obispo, que entonces era el actual Papa”.

Al referirse a su decisión de llevar la obra del Papa al cine, Zanussi explicó que “al principio un colega hizo una adaptación del guión para llevarlo al cine, pero no coincidía del todo con las intenciones del autor, ya que hacía los momentos biográficos demasiado explícitos. Él quería una obra más modesta y fiel a su texto original. Con esta segunda adaptación tuvimos la aceptación del autor”.

Asimismo, el cineasta describió las “coincidencias biográficas” entre el protagonista y el autor de la obra; y afirmó que “en primer lugar los dos sacrificaron su arte y el amor humano por la entrega a Dios y a los demás. Tanto el pintor –protagonista de la obra– como el Papa denuncian las injusticias del sistema social con diferencias abismales entre pobres y ricos, pero la solución que plantean no es la revolución, sino la caridad como el bien hacia todos los individuos y la solidaridad como compromiso personal. El autor hizo su particular homenaje al escritor, monje y hoy santo Adam Chmielowski, lo que evidencia su admiración por él”.

Zanussi recordó al joven Wojtyla como un “gran actor, dramaturgo y poeta” y agregó que el principal mensaje que trasmite la obra es que “entre la justicia y la misericordia, lo primero es el amor. Es un diálogo entre el concepto marxista y el cristiano, que se identifica con la víctima sufriente. Esta obra es el germen del pensamiento personalista del Papa, que luego ha venido desarrollando a lo largo de sus encíclicas y escritos”.

Al ver la película –continuó el director–, “el Papa fue muy cuidadoso con sus críticas, para que no se confunda su opinión personal con su enseñanza como Romano Pontífice. Solamente hizo un comentario público; dijo que pasados casi 50 años desde que escribió la obra, había puesto una cara muy concreta al Santo, que es el personaje principal. Después de una hora y media de la proyección, ya no podía ponerle otra cara que la del actor”.

Finalmente, Zanussi resaltó que “no hemos encontrado ningún distribuidor capaz de aceptar el riesgo, porque la película no es cara. En otros países sí se ha exhibido y ha tenido aceptación: Italia, Alemania, Polonia, que además son los países coproductores, pero también en Rusia. Para ellos fue como despertar de su letargo. En España faltan organismos capaces de hacer algo práctico”.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios