23 de febrero de 2018 1:45 pm

Prácticas extremas que mataron al cadete Emanuel fueron denunciadas en 2015 por sacerdote

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Imagen Referencial / Foto: Pixabay (Dominio Público)
Imagen Referencial / Foto: Pixabay (Dominio Público)

El sacerdote argentino P. Gonzalo Llorente aseguró que en 2015 denunció a la Escuela de Cadetes de la Policía de la Rioja por entrenamientos excesivos y maltratos a los postulantes, las mismas prácticas que el pasado 10 de febrero provocaron la muerte de Emanuel Garay.

El 6 de febrero Emanuel y otros once aspirantes ingresaron al Hospital Enrique Vera Barros con cuadros de deshidratación, después de haber sido sometidos a un entrenamiento extremo, a altas temperaturas bajo el sol y sin agua.

Tras días de agonía, el joven de 19 años falleció por un paro cardíaco, ocasionado por una insuficiencia renal y una falla multiorgánica. La justicia investiga este caso.

 

El P. Llorente conversó el 21 de febrero con Radio FM Corazón y explicó que en 2015 él y la comunidad parroquial de Chepes, zona donde estaba la Escuela de Cadetes, denunciaron ante la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de la Rioja que siete cadetes, hombres y mujeres, fueron internados en el hospital a causa del entrenamiento.

Sin embargo, “el gobierno provincial no le dio mucha importancia, la metodología (usada por la escuela) siguió hasta la muerte de Emanuel”, aseguró el P. Llorente.

El P. Llorente explicó que en la institución “había una demanda muy grande de chicos que querían entrar. Como sólo podían ingresar 60 cadetes, proponían una metodología de atropello, de humillaciones para que continúen la carrera aquellos que podían aguantar. Cuando sabemos que una escuela debe ser todo lo contrario”. 

El sacerdote aseguró que el entrenamiento extremo “no fue algo esporádico, sino que esta es la metodología para que los chicos se vayan y renuncien. Se hacía una competencia despiadada con la idea de formar policías fuertes, cuando en realidad los están deformando”.

En comunión con el mensaje de cercanía y dolor manifestado por la Diócesis de la Rioja, el P. Llorente dijo que recibieron “con mucho dolor y consternación” la noticia del fallecimiento de Emanuel.

“Que en este tiempo de Cuaresma, que es un volver a revivir la pasión y muerte de Jesús”, “la muerte de Emanuel no sea en vano, que no la veamos contemplando la muerte de Jesús de lejos, sino que esto sirva para la vida de los jóvenes y para involucrarnos”, concluyó.

También te puede interesar:

Etiquetas: Argentina, Iglesia en Argentina, Policía, Justicia, Emanuel Garay, Diócesis de la Rioja

Comentarios