Por qué homosexuales no pueden adoptar niños, aclara Semanario católico mexicano

Por qué homosexuales no pueden adoptar niños, aclara Semanario católico mexicano

MEXICO DF, 19 Ene. 10 / 06:11 am (ACI).- Luego que diversos medios de comunicación tergiversarán las declaraciones de miembros de la Iglesia, el Semanario Desde la Fe, de la Arquidiócesis de México, explicó las verdaderas razones por las cuales la Iglesia se opone a que parejas homosexuales adopten niños.

En un extenso artículo, el semanario reafirmó que la Iglesia, "fiel a la tarea que le encomendó Cristo (…), ha expresado su oposición a la ley que permite que parejas ‘casadas’ de homosexuales adopten niños". En ese sentido, criticó que se hayan tergiversado "las declaraciones de miembros de la Iglesia, citarlas fuera de contexto o incluso mentir descaradamente con el objeto de desprestigiarla".

Las razones

En primer lugar, Desde la Fe reafirmó que la Iglesia no promueve la homofobia sino que enseña que las personas homosexuales deben ser acogidos "con respeto, comprensión y delicadeza, y evitar todo signo de discriminación injusta".

"No es la homosexualidad en sí sino las relaciones sexuales homosexuales lo que condena la Iglesia por considerarlas ‘actos intrínsecamente desordenados, contrarios a la ley natural, que cierran el acto sexual al don de la vida y no proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. La Iglesia invita a los homosexuales, como a toda persona soltera, a vivir la castidad’", explicó.

Asimismo, indicó que los casos de pederastia no quitan autoridad moral a la Iglesia para oponerse a la nueva ley, pues precisamente por "esa vergonzosa y dolorosa experiencia", por la cual ha pedido perdón, es que "tiene autoridad para alertar del peligro que corren los niños que se desarrollan en un ambiente de homosexualidad".

El Semanario aclaró que la Iglesia "nunca ha dicho" que los homosexuales no irán al Cielo porque eso "corresponde sólo a Dios determinar quién irá o no al cielo. Se citó fuera de contexto un pasaje de una carta de San Pablo".

"San Pablo no habla del cielo sino del Reino de Dios, que comienza ya en este mundo. No es arrogancia decir que se habla en nombre de Dios al citar la Biblia, que es Palabra de Dios", aclaró.

Con respecto a la adopción, el largo artículo añade que ser buenos padres no es solo dar las necesidades materiales, sino asegurar el "sano desarrollo físico, mental y moral" de los niños. "Por bien intencionados que fueran unos 'papás' homosexuales, su solo estilo de vida afectará de muchas maneras al niño", señaló.

Advirtió también que "por otra parte, no se puede dejar de mencionar la grave posibilidad de que una pareja de homosexuales desee adoptar niños con el perverso propósito de usarlos para pornografía infantil, abuso sexual, prostitución, etc.".

"No puede ser benéfico para un niño desarrollarse en un ambiente homosexual. Lo prueban numerosos testimonios de quienes han pasado por la traumática experiencia de ser criados por homosexuales. Ejemplo de ello es Dawn Stefanowicz, en cuya página web (www.dawnstefanowicz.com) se enlistan más de veinticinco efectos que, como numerosos expertos han comprobado, sufre un niño en estas situaciones", indicó.

El extenso artículo puede leerse completo en http://www.siame.com.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=7028&Itemid=1 

Comentarios

Sagrado Conrazón de Jesús
El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

ACI Prensa en Snapchat
El blog de Mons. José Gómez