17 de marzo de 2013 10:41 pm

Papa Francisco: El Señor jamás se cansa de perdonar

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Papa Francisco
Papa Francisco

Al presidir esta mañana la Misa en la parroquia de Santa Ana, en el Vaticano, el Papa Francisco pidió a los fieles que siempre volvamos hacia Dios arrepintiéndonos de nuestros pecados, pues “el Señor jamás se cansa de perdonar: ¡jamás!”.

El Papa Francisco celebró Misa antes de rezar el primer Ángelus dominical de su Pontificado, desde la ventana de los apartamentos papales que da a la Plza de San Pedro. Al llegar a la pequeña iglesia saludó a los asistentes, estrechó manos, acarició a niños y se mostró tranquilo y contento.

En su homilía, el Santo Padre señaló que “no es fácil encomendarse a la misericordia de Dios, porque es un abismo incomprensible. ¡Pero debemos hacerlo!”.

“’¡Pero, padre, si usted conociera mi vida, no me hablaría así!. ¿Por qué?, ¿qué has hecho?.¡Oh, hice cosas graves!’. ¡Mejor! Ve con Jesús: a Él le gusta que le cuentes estas cosas! Él se olvida. Él tiene una capacidad especial para olvidarse. Se olvida, te besa, te abraza y de dice sólo: ‘Tampoco yo te condeno. Ve y de ahora en adelante: ¡no peques más!’, sólo ese consejo te da”, dijo el Papa.

Francisco aseguró a los fieles que “el Señor jamás se cansa de perdonar: ¡jamás! Somos nosotros quienes nos cansamos de pedirle perdón”.

“Pidamos la gracia de no cansarnos de pedir perdón, porque Él no se cansa jamás de perdonar. Pidamos esta gracia”, exhortó.

Al recordar el pasaje del Evangelio de hoy, en que fariseos y escribas le presentan a Jesús a una mujer adúltera a la que querían lapidar, apelando a la ley de Moisés, el Papa señaló que mientras había una parte del pueblo “de corazón abierto, necesitado de la Palabra de Dios”, había otros que “no sentían nada, ¡no podían sentir!, y son los que llevaron a la mujer”.

“También nosotros, creo que somos este pueblo que, por una parte quiere escuchar a Jesús, pero por otra parte a veces nos gusta bastonear a los demás, ¿no?, condenar a los demás”, indicó.

Ante esto, “el mensaje de Jesús es este: la misericordia”, dijo el Papa. “Para mí, lo digo humildemente, es el mensaje más fuerte del señor: la misericordia. Él mismo lo ha dicho: ‘No he venido por los justos, los justos se justifican solos’. Bendito el Señor: si tú puedes hacerlo, yo no puedo hacerlo. Pero ellos creen que lo pueden hacer. ‘Yo he venido por los pecadores’”.

El Papa subrayó que Jesús “ha venido por nosotros, cuando nosotros reconocemos que somos pecadores. Pero si somos como aquel fariseo, ante el altar: ‘Te doy gracias Señor, porque no soy como los otros hombres, y menos como el que está en la puerta, come aquel publicano’, no conocemos el corazón del Señor, ¡y no tendremos jamás la alegría de sentir esta misericordia!”.

Etiquetas: Vaticano, Papa Francisco

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios