Padres del héroe católico de Londres: “El insulto a sus creencias era inadmisible”

MADRID, 22 Oct. 17 / 08:17 pm (ACI).- Los padres de Ignacio Echeverría, joven fallecido durante los atentados de Londres por defender a una mujer y conocido como el “héroe del  monopatín”, aseguran en una entrevista la gran importancia que tenían para él sus creencias y cómo sus amigos coinciden en que “había en él algo extremadamente bueno”.

Ignacio Echeverría era un español católico de 39 años que murió durante los atentados del pasado 3 de junio en el Puente de Londres por defender a una mujer que estaba siendo acuchillada por un terrorista.

Se le conoce como “el héroe del monopatín” porque se enfrentó a los terroristas golpeándoles con su patineta. Ignacio falleció defendiendo en el enfrentamiento con el terrorista.

Joaquín Echeverría y Ana Miralles de Imperial, padres de Ignacio, concedieron una entrevista al diario El Español en donde aseguran que en ese momento “el deber se impuso a su instinto de supervivencia”.

“Era bueno, porque hacía un gran esfuerzo para serlo. Ignacio estudió mucho, no era el mejor estudiante del mundo, es decir, no era el que mejores condiciones tenía para ser el mejor estudiante del mundo. Pero el mérito ahí está, reconocido en títulos y trabajos”, recuerda su padre y subraya que “sus amigos coincidían en una cosa: había en él algo extremadamente bueno”.

Según afirman, Ignacio no era un chico asustadizo, por eso precisa su padre: “Si conoces a Ignacio, lo que hizo, no fue sorprendente”.

“Él vio que alguien necesitaba ayuda y fue a ayudarle. ¿Con qué? Con lo que tenía en la mano. Su sentido de lo que debe ser y lo que no debe ser estaba por encima de su instinto de supervivencia”, recuerdan.

“Ignacio era una persona con unos principios morales buenos. Y él opinaba que el terrorismo es terror. No es más que eso. Estaba completamente en contra. No sé si él era consciente de que se estaban enfrentando a terroristas. No lo sé. Pero él tenía muy claro que no nos pueden aterrorizar. Lo tenía muy claro”, asegura su padre en la entrevista.

Sobre el perdón a los terroristas, Joaquín y Ana recuerdan que Ignacio siempre repetía: “Yo intento ser misericordioso siempre”. “Es una frase de él. Ignacio sabía que él no era Dios. Y el perdón es de Dios, no de las personas”, explica Ana, su madre.

Según aseguran, Ignacio era intransigente tan sólo en una cosa: sus creencias. “Era tremendamente intransigente con cosas que no le resultaban adecuadas. El insulto a las creencias para él era inadmisible”, afirma Ana Miralles y su padre, Joaquín, subraya: “las creencias eran muy importantes para él. En ese aspecto, ahí era absolutamente intransigente”.

En la entrevista sus padres recuerdan que en el tanatorio se presentó una persona mayor vestida con uniforme militar. Entre llantos “se quitó una condecoración (…)Decía que se la quería imponer a Ignacio. Como estaba cerrado el féretro, pinchó la medalla en la bandera. Y nos explicaba que Ignacio la merecía más que él”.

Éste era el padre de un chico al que Ignacio había ayudado a su hijo a superar sus problemas, había hecho de ‘hermano mayor’. “Había pasado muchas tardes en su casa, llevándolo a patinar con su grupo de amigos. Ese chico ahora está bien. Ha superado sus problemas. Era una cosa que no sabíamos pero que estaba ahí”, recuerdan sus padres.

Otro joven que también pasó por el tanatorio explicó a sus padres que Ignacio le había acompañado durante muchas tardes en el hospital en Londres, en donde había estado convaleciente. “Ignacio había ido muchas tardes a verle cuando salía de trabajar. No era un amigo de toda la vida, quizá lo conocía de aquí y se lo encontraba en Londres en los ambientes del patín. Ignacio era una persona capaz de preocuparse por los demás. De actuar sobre otras personas”.

También te puede interesar:

Etiquetas: España, héroes católicos, Atentado en Londres, Héroes

Comentarios

El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

El blog de Mons. José Gómez
Libros del padre José Antonio Fortea