4 de agosto de 2003 - 2:09 PM

Organizaciones judías difamadoras no tendrán acceso a “La Pasión”, anuncia vocero de Icon

Redacción ACI Prensa

Organizaciones judías difamadoras no tendrán acceso a “La Pasión”, anuncia vocero de Icon

En respuesta a la campaña de difamación lanzada por algunas organizaciones judías contra la película “The Passion” (La Pasión) producida por Mel Gibson, el vocero de la productora Icon, Paul Lauer, anunció que no se aceptarán a las exigencias de los difamadores de tener acceso a las presentaciones previas de la película. Lauer, encargado de marketing para la película protagonizada por Jim Caviezel que relata las últimas 12 horas previas a la muerte de Jesús en la cruz, respondió así a las críticas lanzadas nuevamente por el diario The New York Times este sábado, en un artículo firmado por la periodista Laurie Goodstein.

El artículo volvió a traer a colación las críticas de organizaciones judías como la “Liga Antidifamación” (LAD) y el centro “Simon Wiesenthal”, ambas organizaciones radicales judías involucradas en campañas contra líderes de la Iglesia Católica.

Pese a que ninguna de las organizaciones ha tenido acceso a la película, ambas adelantaron juicio a partir de una versión temprana del guión que fue robada de Icon, y señalaron que la película presentaba a los judíos como “deicidas sanguinarios”.

La LAD y el centro Simon Wiesenthal han acusado formalmente a Gibson y a su película de “promover el antisemitismo”, señalando como justificación de la acusación las supuestas tendencias “tradicionalistas” de Gibson.

El New York times, en efecto, ha señalado falsamente que Mel Gibson “ha construido y pertenece a una iglesia en Los Ángeles que forma parte de un movimiento separatista conocido como ‘tradicionalismo católico’, considerado más allá del límite incluso por conservadores católicos, que ha rechazado el Concilio Vaticano II y a todos los papas desde entonces, y que celebra misas en latín”.

La verdad, según ha explicado Lauer, es que Mel Gibson ha financiado la construcción de una capilla católica –con permiso de la Arquidiócesis de Los Ángeles- con un altar ‘ad orientem’, para celebrar las misas en latín autorizadas por la Santa Sede, y que Mel Gibson prefiere, como alguna vez lo ha indicado “las Misas de mi infancia”.

Pero Gibson no pertenece a ninguna “secta separatista”, sino que se confiesa católico practicante, reconoce a Juan Pablo II como Papa y profesa públicamente una gran admiración por él, ha bautizado a los siete hijos de su largo matrimonio como católicos, además de haberlos inscrito en colegios católicos.

“Nada más distante de la imagen de un sectario que algunos medios y que sus críticos quieren mostrar de él”, dice Lauer, él mismo un judío converso.

Lauer recordó además la reciente declaración pública de Gibson: “El antisemitismo no solamente es contrario a mis creencias personales, también es contrario al mensaje central de la película. ‘The Passion’ (La Pasión) es una película hecha para inspirar, no ofender”.

Tras soltar las acusaciones, tanto la LAD como el centro Simon Wiesenthal han exigido el derecho a participar en alguna de las presentaciones previas de la película que viene organizando Icon.

Pero según Lauer, “no sólo opiniones, sino incluso prejuicios ya han sido adelantados y se ha querido hacer daño”. “Por eso, no hay manera en esta tierra de que la película sea vista por ellos anticipadamente”. “Ellos han demostrado ser personas sin ningún honor”, agregó.

Finalmente, Lauer insistió en que la película simplemente sigue el relato del Nuevo Testamento de la Pasión del Señor. “Hay algunos (judíos) que simpatizan con Cristo y otros que claramente quieren su muerte”. “Y eso es simplemente escriturístico. No se puede ignorar el hecho de que existen algunos judíos que querían a Jesús muerto”.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios