4 de junio de 2021 - 3:52 PM

Organización de Hong Kong condena rechazo de China a vigilia por aniversario de Tiananmén

Redacción ACI Prensa

Policías en la plaza Tiananmén. Crédito: Alexandre Kuma via Flickr (CC BY-NC-SA 2.0)
Policías en la plaza Tiananmén. Crédito: Alexandre Kuma via Flickr (CC BY-NC-SA 2.0)

El grupo prodemocracia Comité por la Libertad de Hong Kong (CFHK) lamentó que el gobierno chino impida una vigilia para conmemorar el 32° aniversario de las protestas en la plaza de Tiananmén, que en 1989 dejaron miles de muertos a manos de las fuerzas del orden.

Las protestas de la plaza de Tiananmén, también conocidas como la masacre de Tiananmén, fueron una serie de manifestaciones lideradas por estudiantes chinos que ocurrieron entre el 15 de abril y el 4 de junio de 1989. Fue en la plaza de Tiananmén, en Beijing, capital de China, donde el ejército disolvió violentamente la movilización.

“El Partido Comunista de China no puede tolerar que la verdad de sus acciones en 1989 sea reconocida en todos lados. Hoy, la gente de Hong Kong puede ser injustamente encarcelada, así como los compatriotas en China continental, por su rechazo a negar la historia”, indicó el CFHK en una declaración el 3 de junio.

“Las democracias del mundo tienen que responder como si Hong Kong estuviese en la primera línea del asalto de China a la democracia alrededor del mundo, porque lo está”.

En China los ciudadanos no pueden conmemorar oficialmente el “incidente del 4 de junio” de Tiananmén, pero en Hong Kong si se podía ofrecer vigilias para recordar a las víctimas.

Sin embargo, este 2021 es el segundo año consecutivo en el que las autoridades prohíben las conmemoraciones de Tiananmén en Hong Kong, principalmente por las restricciones del COVID-19.

Entre las protestas prodemocracia, esta vigilia se hizo un punto importante ya que miles desafiaron a la policía en 2020 para hacer parte del memorial, incluso después de que las autoridades prohibieran grandes reuniones. Mons. Joseph Ha, Obispo Auxiliar de Hong Kong, presidió una Misa el 4 de junio de 2020.

Con la aprobación, en julio de 2020, de las leyes de seguridad nacional, el gobierno chino obtuvo más capacidad para suprimir las protestas pro democracia en Hong Kong, algo que considera un desafío directo a su poder.

El CFHK, lanzado durante la primavera de 2021, defiende que haya "consecuencias políticas y económicas ante el incumplimiento de las promesas de China respecto a las libertades de Hong Kong", así como por la "libertad de expresión" en la isla.

Ellen Bork, periodista y veterana del Senado de Estados Unidos y del Departamento de Estado que sirve ahora como presidenta del CFHK, dijo a CNA, agencia en inglés del Grupo ACI, que las continuas medidas de China contra la libertad religiosa en Hong Kong son parte de un patrón más amplio por el que el gobierno del país asiático debería rendir cuentas.

“Los ciudadanos y los medios deben saber que la represión en Hong Kong es parte de la escalada de represión del Partido Comunista en toda China, lo que incluye la persecución intensa contra comunidades religiosas como musulmanes, católicos, protestantes y budistas”, dijo Bork a CNA.

La presidenta del CFHK explicó que una de las metas inmediatas de su organización es promover la nominación de los activistas pro democracia en Hong Kong al Premio Nobel de la Paz, lo que podría generar cierta presión de la comunidad internacional en China.

Martin Lee Chu-ming, un abogado católico de 82 años que fundó el Partido Democrático de Hong Kong en 1994, fue nominado para el Premio Nobel en febrero. Los medios estatales chinos le han restado interés a la nominación alegando que es solo “una jugada política".

Bork explicó también que su organización quiere hacer presión para que China no acoja los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 porque, en su opinión, el presidente Xi Jinping pretende usarlos “para reafirmar la legitimidad del Partido (Comunista) en el país y el extranjero”.

Además de sus acciones en Hong Kong, el gobierno chino es criticado por el “lento, doloroso y rastrero genocidio” contra la etnia musulmana uigur en la provincia de Xinjiang.

Un informe de Associated Press dado a conocer el 29 de junio de 2020 denuncia que numerosos uigures han sido encarcelados por tener muchos hijos, y las mujeres son sometidas a abortos forzados, implantación de dispositivos intrauterinos (DIUs) y otros anticonceptivos, por parte de las autoridades chinas.

Se calcula que en el país hay entre 900 mil y 1,8 millones de uigures en el sistema de más de 1.300 campos de detención del régimen chino, que busca su “reeducación”.

Quienes han salido de esos lugares denuncian trabajos forzosos, torturas y maltrato en ellos. Inicialmente China negó su existencia pero en 2018 las autoridades se vieron obligados a admitir que sí existen.

Hong Kong es una región administrativa especial de China. Sus ciudadanos han gozado históricamente de libertad de culto y la posibilidad de evangelización, mientras que en China continental, en contraste, hay una larga historia de persecución contra los cristianos que desafían al gobierno comunista.

Las protestas a favor de la democracia en Hong Kong, en las que participaron muchos católicos y cristianos de otras confesiones, rechazaron con éxito los esfuerzos de la legislatura el año pasado para aprobar un controvertido proyecto de ley que habría permitido a China continental extraditar a presuntos delincuentes de Hong Kong.

Varios activistas pro democracia fueron arrestados en agosto de 2020, como la joven de 23 años Agnes Chow y el católico Jimmy Lai, que ha apoyado el movimiento pro democracia desde 1995 con su diario Apple Daily.

Lai ha sido sentenciado a 20 meses en la cárcel.

En mayo el Papa Francisco nombró al P. Stephen Chow Sau-yan, como Obispo de Hong Kong, luego de que la sede estuviera vacante dos años.

En conferencia de prensa el 18 de mayo, el Obispo electo dijo que si asistiría o no a una vigilia el 4 de junio “depende de los requerimientos legales”.

“A veces en el pasado he ido y he conmemorado esto en la escena pública, pero hubo ocasiones en las que no fui y recé”, indicó el sacerdote jesuita.

“Rezo por China y por todos los que murieron en 1989”, aseguró el Obispo electo.

La Comisión de Justicia y Paz de Hong Kong anunció que las iglesias ofrecieron una Misa por los fallecidos en la noche del 4 de junio.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: China, Protestas, Partido Comunista de China, Hong Kong, vigilia, Tiananmén

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios