15 de enero de 2014 8:13 am

Obispos piden a Gobierno y oposición crear clima para reconciliar Venezuela

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Nicolás Maduro. Foto: Twitter / @NicolasMaduro
Nicolás Maduro. Foto: Twitter / @NicolasMaduro

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), llamó al Gobierno de Nicolás Maduro y a los líderes políticos de la oposición a dar los pasos necesarios para lograr la reconciliación y superar los problemas económicos y sociales que afectan al país.

En un mensaje con ocasión de su 101º Asamblea Ordinaria, los obispos recordaron que las elecciones del 14 de abril y 8 de diciembre de 2013 mostraron que el país se encuentra dividido en “dos grandes sectores políticos, con iguales derechos y legítimas aspiraciones”, lo que evidencia “que la primera necesidad de nuestra patria es el re-encuentro de todos sus hijos, mediante el diálogo y la reconciliación nacional”.

“El Papa Francisco en su alocución del 21 de abril del año pasado en la Plaza de San Pedro, invitó expresamente “al querido pueblo venezolano, en modo particular a los responsables institucionales y políticos, a rechazar con firmeza cualquier tipo de violencia y a establecer un diálogo basado en la verdad, el reconocimiento mutuo, la búsqueda del bien común y el amor por la Nación”. En su Mensaje de este año para la Jornada Mundial de la Paz, nos presentó la fraternidad como un fundamento seguro para la construcción de la paz”, recordaron.

En ese sentido, valoraron “positivamente el paso dado por el Presidente Nicolás Maduro al iniciar el diálogo con los Gobernadores y Alcaldes que no apoyan su proyecto político, los cuales representan a un gran sector del pueblo venezolano”.

Sin embargo, indicaron que “para que este diálogo sea eficaz, debe estar acompañado de una actitud permanente de búsqueda de soluciones de los problemas reales que aquejan a la gente, respetando los derechos constitucionales de los Estados y Municipios. Para esto es preciso que todos los sectores del país rechacen la exclusión y segregación política, y sanen en su corazón la desconfianza, el resentimiento”.

Problemas nacionales

En su comunicado del 10 de enero, los obispos advirtieron que el país enfrenta una serie de problemas económicos y sociales, entre ellos la inseguridad, salud, educación e información.

“Los asesinatos de ciudadanos, de todas las edades y condiciones sociales e, incluso, de muchos funcionarios de seguridad del Estado, siguen enlutando los hogares venezolanos”, señalaron. Por ello pidieron “desarrollar políticas integrales de seguridad” que den tranquilidad a la población.

“La atención sanitaria, no obstante algunos esfuerzos por parte de los organismos competentes, continúa siendo precaria. Muchos hospitales públicos y clínicas privadas no pueden cumplir integralmente su misión por falta de los equipos y materiales para atender a los enfermos”, expresaron.

Asimismo, reconocieron los avances del plan de viviendas lanzado por el Gobierno después de las inundaciones de 2010, pero advirtieron que “hay todavía muchísimas familias que siguen en refugios”, por lo que pidieron superar las deficiencias de la primera etapa de la Gran Misión Vivienda.

Información y educación

En el texto, la CEV denunció que “las políticas del gobierno tendientes a implantar la hegemonía en materia comunicacional, y las limitaciones y censuras impuestas discrecionalmente a los Medios van en contra de la libertad de expresión e información, garantizada por la Constitución”.

Asimismo, expresaron su preocupación de que “el Gobierno nacional quiera imponer a través de un nuevo currículo escolar a nivel de educación primaria y secundaria, un modelo único de educación, ideologizado y politizado, así como un texto único. Esta pretensión crea un nuevo elemento de confrontación entre los venezolanos y coarta la libertad educativa de las familias”.

No crear gobiernos paralelos

En su comunicado, el Episcopado también exhortó al Gobierno de Nicolás Maduro a no “crear instancias que asumen funciones de las autoridades legítimamente elegidas (gobiernos paralelos) y de implantar instituciones, tales como las Comunas, que tampoco están contempladas en la Carta Magna”. “Todo lo que vaya contra la libertad, la justicia, los derechos humanos, sociales, civiles y políticos de los venezolanos es moralmente inaceptable”, señaló.

Asimismo, advirtió sobre el segundo objetivo del “Plan de la Patria” aprobado por la Asamblea Nacional, que pide “continuar construyendo el socialismo bolivariano del siglo XXI”, lo cual implica “propulsar la transformación del sistema económico para la transición al socialismo bolivariano”.

Los obispos señalaron que en lenguaje político, la palabra “socialismo” designa “un sistema socio político y económico de gobierno, estatista, totalitario, radical y excluyente, de corte marxista-comunista, que descarta cualquier otra alternativa sociopolítica e ideológica, e impone un pensamiento y un partido únicos. Este sistema ha fracasado en todos los países donde se ha aplicado”.

“Si esta es la concepción que el gobierno nacional tiene de socialismo, advertimos con profunda preocupación que este segundo objetivo está al margen de la Constitución” que defiende el estado democrático y social de derecho y de justicia con valores como la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la ética y el pluralismo político.

Por su parte, los obispos se comprometieron a promover en diócesis y parroquias “la formación de los niños y jóvenes en los valores de la verdad, la fraternidad, la solidaridad, la tolerancia, el diálogo y la paz, y promover un mayor conocimiento de la Doctrina Social de la Iglesia y el mayor compromiso de los laicos en la construcción de una sociedad de justicia y solidaridad”. “La Iglesia católica tiene experiencia en crear ámbitos de encuentro”, recordaron, al pedir también “la concesión de beneficios procesales y medidas de gracia, previstos en las leyes, a personas que están encarceladas por actuaciones vinculadas con hechos políticos” como medida para propiciar la reconciliación.

“Invitamos a los católicos y a todos los ciudadanos a trabajar en esa línea de encuentro y de diálogo, para dar soluciones a los problemas. Y los exhortamos a orar al Señor para poder superar estos problemas de manera pacífica y democrática”, concluyó la CEV.

Etiquetas: Venezuela, Reconciliación, violencia, Paz, Iglesia en Venezuela, Elecciones en Venezuela, Obispos de Venezuela

Comentarios