14 de diciembre de 2003 - 2:09 PM

Obispos piden a familias españolas cuidar sus raíces y defender la vida

Redacción ACI Prensa

Obispos piden a familias españolas cuidar sus raíces y defender la vida

Con ocasión de la próxima celebración del día de los Santos Inocentes, este 28 de diciembre, los obispos españoles emitieron un comunicado en el que hacen un vigoroso llamado a todas las familias a cuidar sus raíces y defender la vida. Con ocasión del Día de la Familia y de la Vida, la nota “Cuida tus raíces, defiende la vida” de los obispos de la Subcomisión para la Familia y Defensa de la Vida hace eco al llamado del Papa Juan Pablo II en su último viaje a España en el que pidió a las familias “No rompáis vuestras raíces cristianas”.

En el documento, los obispos dijeron que “la familia tiene en sí misma una rica potencialidad, al ser una institución sólidamente arraigada en la naturaleza misma del hombre. La familia cristiana tiene, además, la gracia del Espíritu Santo que recibió en el sacramento del matrimonio, y que nunca le faltará en el cumplimiento de su vocación y misión. Las más hondas raíces del matrimonio y la familia están en Dios”.

Los prelados señalaron  que “el matrimonio, la familia y la vida son una preocupación muy especial de la Iglesia de nuestro tiempo, porque son muy graves los peligros, en el terreno filosófico, moral y en algunas legislaciones civiles, que hoy la amenazan”.

Después de explicar que “sobre la base de un concepto de libertad, que se olvida de la verdad sobre la naturaleza y dignidad de la persona humana, algunos intentan imponer falsos conceptos de matrimonio y de familia”, advirtieron que hoy en día “se pone en duda la propia identidad de la familia”.

Más adelante se lee en el pronunciamiento que “el árbol genealógico de cada uno de nosotros tiene un tronco, nuestros padres; y unas raíces, nuestros abuelos, bisabuelos, etc. Las ramas necesitan un tronco fuerte, -un matrimonio que viva un amor plenamente humano, total, fiel y fecundo- y unas raíces hondas que aporten la savia necesaria de los valores y el sentido de la vida, heredados de su mejor tradición y de la experiencia de los antepasados. Estas raíces están vivificadas por el amor de Dios ‘de quien procede toda paternidad’”.

Después de recordar que “los hijos son el fruto del amor de los esposos” y que la “vida humana es un don recibido, para ser a su vez dado” los obispos hicieron memoria de la beata Teresa de Calcuta, “defensora de la vida de los no nacidos” quien alguna vez dijo que “Toda vida pertenece a Dios. El aborto mata la paz del mundo”.

Al concluir su comunicado, los obispos recordaron la exhortación que hacía la beata a los jóvenes a mantener la castidad y la pureza, citando su pedido a “si llegáis a cometer un error, os pido que no destruyáis al niño, ayudaos mutuamente a querer y acoger a ese niño que aún no ha nacido. No lo matéis, porque un error no se borra con un crimen”. “Si no quieren a los niños, dénmelos a mí” pidió la beata, recordaron los prelados.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios