10 de diciembre de 2019 6:23 pm

Obispos instan a candidatos de Reino Unido a reconocer la vida en todas sus etapas

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Crédito: Pixabay
Imagen referencial / Crédito: Pixabay

La oficina parlamentaria de los obispos católicos de Escocia publicó una carta que expone las enseñanzas de la Iglesia sobre el aborto y el suicidio asistido, antes de que se celebren las elecciones generales en Reino Unido la próxima semana.

“Es el deber de todos nosotros defender el derecho humano más básico y fundamental: el derecho a la vida”, dice la carta de la Conferencia Episcopal de Escocia, publicada el jueves 5 de diciembre.

Los comicios generales serán este jueves 12 de diciembre, luego que el 6 de noviembre el primer ministro británico, Boris Johnson, con el visto bueno de la Cámara de los Comunes y de la Cámara de los Lores británicas, propuso la disolución del Parlamento británico y la convocatoria de elecciones debido a la falta de consenso de cómo debe llevarse a cabo la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

“Debemos instar a los candidatos a reconocer la vida humana desde el momento de la concepción hasta la muerte natural y legislar para su protección en cada etapa, incluida la protección del feto, asegurando que tanto la madre como el niño sean aceptados y amados”, añadieron los prelados escoceses.

Los obispos no respaldaron a ningún partido político o candidato, pero dijeron que el aborto, el suicidio asistido y la eutanasia son “siempre inaceptables desde el punto de vista moral”, y que todos los políticos deben ser animados a resistir la despenalización del aborto, lo que conduce al aborto a pedido por cualquier motivo. 

La Oficina Parlamentaria Católica (Catholic Parliamentary Office), una agencia de la conferencia episcopal escocesa, también informa en su sitio web acerca de los votos de los políticos en varios proyectos de ley.

Estos votos incluyen la despenalización del aborto, que según la oficina despejaría el camino para el “aborto a pedido, por cualquier razón, hasta el nacimiento”. Los votos de los parlamentarios sobre un proyecto de ley para legalizar el suicidio asistido también se registran, al igual que la votación de los parlamentarios sobre las leyes de liberalización del aborto y el “matrimonio” entre personas del mismo sexo en Irlanda del Norte.

El sitio web también proporciona enlaces a los manifiestos e información de los partidos principales sobre el registro de votantes y los métodos de votación.

Los obispos de Escocia enfatizaron la necesidad de votar de una manera que refleje las creencias católicas.

“Esta elección general nos presenta la oportunidad de elegir un representante individual que refleje lo más fielmente posible nuestras creencias. Nos permite revisar la enseñanza social católica y conectar nuestra votación con nuestra fe católica. Puede ser una oportunidad para proclamar la dignidad y el valor inherentes de cada ser humano, hechos a imagen y semejanza de Dios, y para promover el bien común”, dijeron en su carta. 

Los obispos aseveraron que la política ha adquirido un tono divisivo, principalmente como resultado del referéndum “Brexit” de la Unión Europea, y lamentaron que el debate vigoroso a veces se haya convertido en ataques personales y actos de violencia “que nunca son aceptables”.

Anthony Horan, director de la Oficina Parlamentaria Católica para Escocia, envió una carta por separado a los sacerdotes, informa el Scottish Catholic Observer.

“Si bien tendemos a ver la política a través de un prisma de partido, esta elección general nos brinda la oportunidad de elegir un representante individual que refleje lo más fielmente posible nuestras creencias, incluida la dignidad y el valor inherentes de cada ser humano y la promoción del bien común”, dijo.

Horan instó a los sacerdotes y feligreses a “contactar a todos los candidatos de su circunscripción y desafiarlos sobre los temas planteados en la carta pastoral de la Conferencia Episcopal de Escocia sobre las elecciones generales de 2019”.

Las circunscripciones escocesas conforman 59 de los 650 escaños en la Cámara de los Comunes. Si bien los candidatos no afiliados pueden presentarse como independientes, la gran mayoría de los candidatos elegidos son miembros de uno de los principales partidos políticos.

La carta de los obispos de Escocia también criticó el apoyo al aborto por parte del gobierno del Reino Unido y el parlamento escocés.

“Nuestros gobiernos también deberían promover una cultura de la vida en el extranjero, revirtiendo la práctica actual del gobierno del Reino Unido de apoyar iniciativas contra la vida, que podrían describirse como colonización ideológica”, dijeron los obispos.

Los prelados también abordaron la creciente falta de vivienda y la dependencia de los bancos de alimentos. Dijeron que el límite de dos hijos para los créditos fiscales afecta desproporcionadamente a las familias religiosas.

“La sociedad depende de la base de la familia para existir. El amor del hombre y la mujer en el matrimonio y su apertura a una nueva vida es la célula básica y fundamental sobre la cual se construye la sociedad”, acotaron.

La tolerancia y libertad religiosa también fueron uno de los focos. Los obispos pidieron una legislación que acoja a “todas las religiones o a ninguna”, que respete los derechos de conciencia y plantee la necesidad de trabajar contra la persecución religiosa y la intolerancia en todo el mundo, incluida la persecución anticristiana.

“Creemos que una intolerancia progresiva hacia las creencias religiosas, que incluye pero no se limita al cristianismo, se ha convertido en parte de la vida en la Gran Bretaña moderna. Ciertos políticos y ciudadanos encuentran cada vez más difícil ser fieles a su fe en un entorno que intenta restringir la religión a la esfera privada”, dijeron los obispos. 

En línea con los comentarios recientes del Papa Francisco en su viaje a Japón, los obispos escoceses también instaron al próximo gobierno del Reino Unido a trabajar para eliminar su arsenal nuclear y alejarse de las industrias de armas que “alimentan guerras e inestabilidad en todo el mundo”.

Alrededor del 10% de los 5.4 millones de habitantes de Escocia son católicos, mientras que alrededor del 18% pertenecen a la Iglesia protestante de Escocia. Más de la mitad de los escoceses dicen que no profesan alguna religión.

Etiquetas: Aborto, obispos, Escocia, Reino Unido, Suicidio asistido

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios