La Conferencia Episcopal de la India condenó el ataque que un grupo de extremistas hindúes perpetró contra una escuela dirigida por las Hermanas de Loreto en la ciudad de Lucknow, estado de Uttar Pradesh.

Según la agencia Fides, este hecho ocurrió el 10 de septiembre y las primeras investigaciones sindican como responsables a miembros de la rama juvenil del Bharatiya Janata Party, partido nacionalista que gobierna algunos estados indios y que en el pasado dirigió el país a nivel federal. Durante su gestión, este grupo buscó implementar leyes anticonversión que exigían a quienes deseasen cambiar de religión, pedir permiso a la autoridad civil.

Los obispos deploraron lo sucedido y recordaron que las escuelas católicas siempre han respetado "las diferentes tradiciones religiosas, impartiendo una instrucción que promueve un espíritu de paz y de armonía". Además del Episcopado, 16 escuelas cristianas en la ciudad de Lucknow cerraron sus puertas el 12 de septiembre en señal de protesta y de solidaridad con el colegio atacado.

Asimismo, también condenaron el ataque las autoridades civiles del estado de Uttar Pradesh y algunos líderes religiosos hindúes y musulmanes.

En la India los cristianos son el 2,5 por ciento de una población de más de mil millones de personas. Sin embargo, dirigen el 17 por ciento de los centros de instrucción, los cuales son apreciados por la calidad de su enseñanza, impartida "a personas de todas las clases sociales y religiones". Incluso, han recibido elogios de personalidades públicas.
  • Tags: