12 de diciembre de 2017 5:45 pm

Obispos de Costa Rica piden al presidente que vuelva la Misa y el Rosario al canal estatal

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Crédito: Stéphane Peres (CC-BY-NC-2.0)
Imagen referencial / Crédito: Stéphane Peres (CC-BY-NC-2.0)

Los obispos de Costa Rica enviaron una carta al Presidente Luis Guillermo Solís Rivera para manifestar su rechazo ante la decisión del Sistema Nacional de Radio y Televisión (SINART) de dejar de transmitir en los medios de comunicación estatales el rezo del Rosario y la Santa Misa.

Tal decisión fue anunciada el 8 de diciembre y se hará efectiva desde enero de 2018.

En un comunicado emitido el 11 de diciembre, la Conferencia Episcopal de Costa Rica (CECOR) indicó que las decisiones tomadas por SINART irrespetan, en primer lugar, el título que el Congreso Nacional le otorgó a Nuestra Señora de Los Ángeles como Patrona de Costa Rica en 1824.

Asimismo, recordaron que la libertad religiosa es un derecho humano fundamental que contempla “la libertad de culto entendida como el derecho de realizar actos o rituales de culto tanto en el ámbito privado como en la esfera pública”.

En ese sentido, el Estado debe “garantizar el disfrute de este derecho”, señalaron.

Sobre la SINART, los obispos indicaron que la Ley 8346 establece los principios de esta entidad estatal, entre lo que se encuentra “el pluralismo político, religioso, social y cultural, y el respeto de todos los derechos y libertades reconocidos por la Constitución”.

En ese sentido, señalaron que el criterio para la transmisión de contenidos religiosos elaborado por la Defensora de las Audiencias del SINART, Nathalia Rojas Zúñiga, “viste de aparente justificación técnica”, pero es una “decisión parcializada, con visos de autoritarismo y a todas luces  contraproducente a los intereses costarricenses”.

Rojas Zúñiga, que en redes sociales expresó su repudio contra la Iglesia Católica, elaboró en octubre de este año un informe alentando al SINART a dejar de transmitir en los canales del Estado la celebración de la Misa dominical y el rezo del Rosario.

“Enarbolando una aparente ‘neutralidad’ religiosa de los medios de comunicación, (Rojas Zúñiga) irrespeta los derechos de los habitantes de ejercer sus creencias religiosas dentro del marco del respeto, la tolerancia y la Ley; también en los medios de comunicación propiedad del Estado”, prosiguieron.

En ese sentido, indicaron que su actuación no está “fundada en una correcta interpretación de la Ley”, sino en el “repudio” hacia quienes practican la fe católica.

Por ello, declararon que la decisión de SINART es ilegal, contrario a la ética y no persigue el bien común.

“Está dirigido a hacer prevalecer opiniones personales en agravio del pueblo de Costa Rica, especialmente de las personas en una mayor situación de vulnerabilidad como los son los adultos mayores que no pueden salir de sus casas o albergues, de los privados de libertad, enfermos hospitalizados, personas que por vivir lejos de centros de población no pueden participar de la Santa misa o del Santo Rosario, entre otros”, detallaron.  

Al término de la carta, los obispos pidieron al presidente de Costa Rica “interponer sus buenos oficios para que tan grande mal a los habitantes de la República y en especial de los ciudadanos católicos, sea revertido, y así los medios de comunicación del SINART estén verdaderamente al servicio del pueblo”.

También te puede interesar: 

Etiquetas: Costa Rica, Televisión, Iglesia en Costa Rica, programas de televisión, obispos de Costa Rica

Comentarios