14 de febrero de 2018 8:31 pm

Obispos de Australia dedican inicio de Cuaresma a víctimas de abuso sexual

Redacción ACI Prensa

Obispos de Australia / Crédito: Facebook de la Conferencia de Obispos Católicos de Australia
Obispos de Australia / Crédito: Facebook de la Conferencia de Obispos Católicos de Australia

Los obispos de Australia han pedido a los fieles del país que inicien el tiempo de Cuaresma con cuatro días de ayuno y reparación por las víctimas de violencia sexual dentro de la Iglesia.

Una oración sugerida para este período penitencial es la siguiente: “Que todos los que han sido abusados ??física, emocional y sexualmente por sus ministros sean respetados y acompañados por gestos tangibles de justicia y reparación, para que puedan sentirse sanados con el bálsamo de su compasión”.

“Oramos para que su Iglesia sea un hogar seguro donde todos los niños y adultos vulnerables se acerquen a su Hijo Amado”, finaliza.

En un mensaje emitido el 5 de febrero, la Conferencia de Obispos Católicos de Australia solicitó a los fieles dedicar, del 14 al 17 de febrero, tiempo para ayunar y reparar por los casos de abusos sexuales en la Iglesia.

Recordaron que ellos y otros líderes de la Iglesia han expresado a menudo pesar y disculpas por “el daño sufrido por las víctimas y sobrevivientes, las instancias de encubrimiento, el no creer en las historias de los sobrevivientes y responder con compasión y justicia, y la angustia que muchos todavía experimentan”.

“Nuestras disculpas en el momento parecían muy poco, no porque fueran insinceras, sino porque se ha roto la confianza. Nos mantenemos firmes en nuestra determinación de garantizar que el abuso de los niños nunca vuelva a suceder en la Iglesia Católica y forjar nuevos lazos de confianza”, afirmaron.

Asimismo, los obispos lanzaron varios recursos litúrgicos y de oración para usar en el hogar, en la parroquia, etc.

“A través del ayuno nos solidarizamos con las víctimas y los sobrevivientes de abusos, cuya hambre mucho más profunda es de curación y paz en sus vidas. A través de la reparación, remendamos el pecado de aquellos en la Iglesia que abusaron de niños o que no escucharon y actuaron cuando deberían".”

El llamado a la oración, el ayuno y la reparación se produce después de la publicación en diciembre de 2017 de la Comisión Real de Respuestas Institucionales al Abuso Sexual Infantil.

La comisión se estableció en 2013 para investigar el manejo de las denuncias de abusos sexuales contra menores cometidos por grupos religiosos, escuelas, organizaciones gubernamentales y asociaciones deportivas.

Los diversos testimonios muestran que se ha acusado de abuso sexual infantil a 384 sacerdotes diocesanos, 188 sacerdotes religiosos, 579 hermanos religiosos y hasta 96 religiosas desde 1950.

El 7% de los sacerdotes católicos que han servido en Australia entre 1950 y 2009 han sido acusados ??de delitos sexuales contra niños.

Entre los institutos religiosos, el 40% de los miembros de los Hermanos de San Juan de Dios en Australia han sido acusados ??de este delito. Más del 20% de los Hermanos Cristianos, Salesianos y Hermanos Maristas han enfrentado a los mismos cargos. También se han presentado reclamos contra unos 543 trabajadores laicos.

En marzo de 2016, el ex Arzobispo de Sydney, Cardenal George Pell, fue acusado de conducta sexual inapropiada. Él ha negado los cargos y se ausentó de sus responsabilidades al frente de la Secretaría de Economía del Vaticano para defenderse ante los tribunales.

Los obispos dijeron que la conclusión de la Comisión Real significa un “nuevo momento” para Australia y para la Iglesia.

“Hacemos un llamamiento a la comunidad católica de Australia para que abrace este nuevo momento al comenzar la temporada penitencial de la Cuaresma con cuatro días de ayuno y reparación. Estas son prácticas espirituales que expresan nuestro deseo de reconciliar y sanar la gracia de Dios”, indicaron.

Los obispos también alentaron a la Iglesia universal a “hacer el viaje del Miércoles de Ceniza a la Pascua”.

“No podemos deshacer el pasado. Con la ayuda de Dios, podemos mejorar el futuro”, dijeron.

Los obispos enfatizaron el compromiso de la Iglesia con las políticas, procedimientos y estructuras que respondan mejor a los sobrevivientes de abusos y sus familias.

La Iglesia ha trabajado “para establecer estándares profesionales para todos los ministros y trabajadores de la Iglesia”, y “para proteger a los niños y las personas vulnerables”.

“Para la Iglesia, como para otras instituciones, esto ha implicado aprendizaje y desarrollo gradual, y así seguirá siendo”, afirmaron.

La carta de los obispos y los recursos de oración están disponibles en https://www.catholic.org.au/fastingandreparation

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente por CNA. 

También te puede interesar: 

Etiquetas: Abuso sexual, Australia, Abusos sexuales, Cuaresma, Víctimas, abusos de menores, Iglesia en Australia, abusos, Obispos de Australia

Comentarios


FacebookTwitterWhatsAppGoogle+Email App