El 22 de marzo, los obispos de la región noreste de Argentina (NEA), renovaron su compromiso pastoral a los pies de Nuestra Señora de Itatí, patrona de Corrientes.

Los prelados pertenecen a las arquidiócesis de Corrientes y Resistencia; y a las diócesis de Formosa, Goya, Santo Tomé, Reconquista, San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña, Posada, Oberá y Puerto Iguazú.

En el templo se celebró una Eucaristía presidida por el Obispo de Formosa, Mons. José Conejero Gallego, quien festejó el 19 de marzo sus 25 años de ordenación episcopal.

Con la Misa también se clausuró el encuentro pastoral de los obispos que, como es tradición, se realiza cada dos años.

<iframe src="https://www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fpermalink.php%3Fstory_fbid%3D5680281611986627%26id%3D940759865938849&show_text=true&width=500" width="500" height="786" style="border:none;overflow:hidden" scrolling="no" frameborder="0" allowfullscreen="true" allow="autoplay; clipboard-write; encrypted-media; picture-in-picture; web-share"></iframe>

Alentados por el lema “Hijos de una misma madre, la Tiernísima Virgen María de Itatí”, los obispos se reunieron para orar, dialogar sobre las realidades de sus diócesis y acerca del proceso de sinodal que vive la Iglesia.

Más en América

Además, los obispos eligieron a los miembros de los organismos y delegaciones regionales que trabajan en forma interdiocesana en la región.