11 de enero de 2007 - 9:22 AM

Obispo venezolano responde a nuevos ataques de Chávez contra la Iglesia

Respuesta a nuevo arrebato de Chávez
Redacción ACI Prensa

Obispo venezolano responde a nuevos ataques de Chávez contra la Iglesia

Mons. Roberto Lückert León, Arzobispo de Coro y blanco principal de las diatribas que Hugo Chávez lanzó contra la Iglesia el miércoles durante la ceremonia de toma de posesión de su tercer mandato, explicó que el objetivo del mandatario es descalificar a la Iglesia como voz crítica.

Durante su instalación como Presidente reelecto de Venezuela, Chávez volvió a pronunciar uno de sus habituales discursos erráticos improvisados en los que anunció el camino “irreversible” al socialismo, declaró a Jesús uno de los grandes socialistas de la historia” y dijo que pretendía buscar la reelección sin límites para no dejar el gobierno.

“El Estado respeta a la Iglesia, la Iglesia debe respetar al Estado, yo no quisiera volver a los tiempos de la confrontación con los obispos, pero no es mi elección, es de los obispos venezolanos, yo estaré aquí con mi fuego, defendiendo al Estado Venezolano”, dijo Chávez en su discurso.

Posteriormente criticó duramente a Mons. Lückert, a quien señaló como “ejemplo de la oligarquía en la Iglesia Católica venezolana”.

El monseñor Lucker (sic) me va a esperar a mí en el infierno, él no va a ir para el cielo, él va a ir para el infierno, estoy seguro que para el cielo no va y yo no creo que vaya”, dijo Chávez.

“¡Cómo le encanta atropellar la verdad, decir mentiras, atropellar a la figura del jefe del Estado, él es feliz así! Que sea feliz, Monseñor y que Dios lo perdone porque yo creo que ese no es el camino de Cristo, es el camino de la mentira, de la maldad, de la infamia. Perdónalo, Señor, que quizá no sabe lo que dice”, agregó.

En una entrevista radial, Mons. Lückert respondió con calma, señalando que las declaraciones de Chávez “hablan más de él mismo que de sus enemigos”, y lamentó que el mandatario deseara “ver a todas las instituciones sometidas y adulándolo”.

“El objetivo del Presidente es descalificar a la Conferencia Episcopal Venezolana, pero lamentablemente no lo va a lograr”, explicó el Arzobispo de Coro.

“Ya no solamente hoy me mandó al infierno, sino que juntamente conmigo está el presidente Fox, el Cardenal (Rosalío) Castillo (Lara) y los magistrados de la Corte Suprema”, señaló el Prelado.

“Todo forma parte de una campaña personal de Chávez para descalificar a la Iglesia en Venezuela; pero que no podrá lograrlo porque la Iglesia tienen 2 mil años de vida y él es contingente, él durará hasta el año 21”.

“Pues bueno, que el Señor le dé larga vida para que vea la torta (confusión) que está poniendo en este país”, dijo el Prelado.

Sin embargo, Mons. Lückert concluyó con tono conciliador, con un pedido “al Señor para que ilumine a nuestro Presidente para que verdaderamente enrumbe al país por caminos de progreso y de comunión de todos los venezolanos”.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios