7 de diciembre de 2018 10:48 am

Obispo responde a controversia de sacerdote que dijo que hacer el pesebre “es hipócrita”

Redacción ACI Prensa

Foto: Pixabay (dominio público)
Foto: Pixabay (dominio público)

El Patriarca de Venecia (Italia), Mons. Francesco Moraglia, respondió a la controversia creada por el sacerdote Luca Favarin, que en su cuenta de Facebook pidió hace unos días no armar el pesebre esta Navidad porque hacerlo es “hipócrita”.

El 2 de diciembre, el P. Luca Favarin, que sirve a los migrantes en la diócesis italiana de Padua, escribió en su cuenta de Facebook: “Este año no hacer el pesebre creo que sería el más evangélico de los signos. No hacerlo por respeto al Evangelio y sus valores, no hacerlo por respeto a los pobres”.

La publicación, que fue compartida más de 300 veces y que tiene más de 1.400 comentarios, generó una avalancha de críticas al sacerdote.

Hoy hacer el pesebre es hipócrita. El pesebre es la imagen de un prófugo que busca refugio y lo encuentra en un establo. Colocar imágenes haciendo luego la señal de la cruz ante el Niño Jesús, cuando luego en la vida de todos los días se hace exactamente lo contrario, lo encuentro reprobable”, dijo el sacerdote según informa TPI News, en una entrevista tras la publicación del post de Facebook.

También criticó el decreto de seguridad –llamado “ley Salvini” por el ministro del Interior Matteo Salvini– aprobado por el Parlamento italiano y que incrementa las condiciones para conceder asilo y duplica el tiempo de detención de los inmigrantes ilegales.

“Se necesita coherencia humana y psicológica. Aplaudir el decreto de seguridad de Salvini y poner el pesebre es pura esquizofrenia. Es como decir que acojo a Dios solo cuando no molesta, no habla, no fastidia. Al extranjero que veo en la calle no lo miro y no lo quiero”, dijo.

Ante la controversia ocasionada, el Patriarca de Venecia, Mons. Francesco Moraglia, señaló que hacer el pesebre "no es una imposición. Es signo universal del amor y de acogida a todos”.

En declaraciones a Vatican News y sin mencionar al P. Favarin, el Patriarca indicó que “el asunto no es hacer o no el pesebre, sino nuestra conversión. Ciertamente es necesario decirle no a la hipocresía y al descarte, pero no puede ser el pesebre el que se vea afectado por culpa de estas actitudes equivocadas”.

El pesebre “es un examen de conciencia vivo. Nunca una imposición”, reiteró. “Debe convertirse en una ocasión no para hacer polémica sino para aprender una lección de verdadera humanidad porque representa el amor universal por todos”, precisó el Prelado.

Al ser preguntado sobre la polémica que cada Navidad surge en Italia por el crucifijo y el pesebre, el Patriarca de Venecia dijo que “ambos son símbolos que garantizan la acogida y la unidad, entonces no se entienden por qué son atacados”.

“Son símbolos que podrían ser la solución ante muchos problemas humanos”, aseguró.

Por su parte, Elena Donazzan, asesora regional de instrucción en la región de Véneto, dijo que el P. Favarin “ha perdido la orientación y me parece que solo quiere asombrar o hacer noticia. Si es así ante el pesebre, me pregunto si hizo la elección correcta”.

El senador Andrea Ostellari señaló que “la tentación de esconder los símbolos cristianos es vieja en cuanto a la Iglesia y esta sobrevivirá. Lo que fallará será el proyecto de reducirla al rango de asociación benéfica entre muchas”.

Además recordó que Cristo cambió la historia “porque venció a la muerte y cargó sobre sí los pecados de todos: pobres, refugiados, publicanos, prostitutas y también los hipócritas”. “Que el P. Favarin haga lo que quiera. ¿Yo soy hipócrita? Tal vez, pero Cristo nació por mí también así que haré el pesebre, como todos los años con mis hijos y mi esposa”, añadió.

Etiquetas: sacerdote, Obispo, Italia, Pesebre, Nacimiento, Belén

Comentarios