12 de octubre de 2003 - 2:09 PM

Obispo pide a militares luchar contra crisis argentina con Rosario como arma

Redacción ACI Prensa

Obispo pide a militares luchar contra crisis argentina con Rosario como arma

El Obispo Castrense, Mons. Antonio Baseotto, presidió una Misa en la basílica de Nuestra Señora de Luján, en la que señaló que para superar la “profunda crisis” que sufre el país y las Fuerzas Armadas y de Seguridad, debemos “acudir a la Madre con confianza total” y emplear en la lucha “el arma que emplearon nuestros mayores: El Rosario de María”. Con ocasión de la peregrinación de la familia castrense al santuario mariano y la clausura del Año del Rosario, Mons. Baseotto recordó que “la historia respalda” la eficacia del Rosario.

“Cuando en el siglo XV todo se conjuraba para pensar en la destrucción de la Europa cristiana en la guerra santa llevada adelante por el imperio otomano, la batalla de Lepanto hizo dar un viraje a la historia. Toda la cristiandad había clamado a la Madre desgranando las cuentas del Rosario”, indicó.

También recordó que “cuando al cabo de la segunda guerra mundial todo presagiaba que el Este europeo caería bajo las garras del comunismo, un humilde franciscano predica en Austria una cruzada del Rosario, y Austria  -como una isla-  queda libre de la hoz y el martillo”.

El Prelado aseguró que “nos encontramos con un mundo globalizado, donde la Argentina es casi una gota insignificante” y donde, por los desvalores que se manejan, se hace presente “la bestia de siete cabezas que describe el Apocalipsis, y por esas siete cabezas profiere toda clase de amenazas y blasfemias y con sus garras pretende destruir cuanto rastro ha dejado la victoria del Cordero que fuera sacrificado en la cruz por la salvación del hombre”.

“Ese monstruo de siete cabezas que se multiplica por los medios de comunicación social y por el poder del dinero, pretende destruir la inocencia de los niños, el valor de la familia, aun el sentido de patria”, denunció.

Mons. Baseotto insistió en que “la bestia apocalíptica se ensaña con el hombre redimido por la Sangre del Cordero, y quiere destruirlo ya desde su concepción con el aborto, en su niñez deshaciendo la familia, en su adolescencia y juventud privándola de la verdadera educación y hasta del alimento diario, por la supresión de las fuentes de trabajo. Pretende destruirlo con la proliferación de la droga y con propuestas de vida sin contenido ni trascendencia”.

Ante esta sensación de “impotencia y derrota”, y frente a la realidad de “un mundo caótico del que no se salva nuestra patria”, el Pastor alentó a mirar a María como “la estrella que nos guía. No queremos soltar de nuestras manos el arma que tantas victorias ha reportado al pueblo cristiano a lo largo de los siglos: el Rosario”.

“Acudimos a María con el Rosario, conscientes de que ella es la estrella, ella es la esperanza. Aunque nos envuelve la oscuridad de una vida sin sentido, la sensación de que no hay valores válidos, de que los poderes de la Bestia nos aplastan, acudimos a la fuerza que emana de la fragilidad de esa Mujer a quien Dios eligió por Madre, y nuestra Patria, por especial Patrona”, concluyó el Obispo.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios