El Obispo Auxiliar de Managua, Mons. Jorge Solórzano, advirtió en su primera homilía del año 2005 que sin diálogo pueden surgir brotes de violencia e invitó a los políticos del país a iniciar un pronto encuentro para superar la crisis.

“Indudablemente, el camino del no diálogo nos lleva a la violencia”, agregó el Obispo en declaraciones a los medios de comunicación.

Mons. Solórzano señaló que los políticos deben iniciar un urgente diálogo nacional que aborde los temas más urgentes para la población. “El diálogo es el arte de los hombres valientes, de las mujeres valientes, el que cura las heridas de la división y regenera en lo profundo nuestra vida”, explicó.

Además, sostuvo que la importancia del diálogo es que éste inhibe terreno a la injusticia.

El diálogo nacional serviría para tratar las posibles reformas constitucionales que la Asamblea Nacional aprobaría en la segunda legislatura de este año. Las reformas incluirían la potestad de los diputados para nombrar y destituir a ministros, directores de entes autónomos y miembros del cuerpo diplomático, además de revocar la exención de impuestos de los medios de comunicación, entre otros.
  • Tags: