13 de julio de 2003 - 2:12 PM

Obispo de Chiapas recuerda responsabilidad cristiana de anunciar y denunciar

Redacción ACI Prensa

Obispo de Chiapas recuerda responsabilidad cristiana de anunciar y denunciar

En el marco de la Eucaristía dominical, Mons. Felipe Arizmendi Esquivel, Obispo de San Cristóbal de las Casas, afirmó que, al igual que los profetas enviados por Dios, cada cristiano tiene el deber de anunciar al Señor y denunciar todo aquello que vaya en contra de la verdad. Durante su homilía, Mons. Arizmendi recordó que aún hoy “Dios nos envía profetas; es decir, personas llenas de El, que nos hablan en su nombre y nos transmiten su sabiduría. El nos los manda para que nos descubran el rostro y la voluntad de Dios; nos invitan al arrepentimiento y a la conversión; cuando es necesario, nos reprochan nuestras desviaciones del camino señalado por El”.

Tras advertir que es “muy común que los profetas sean rechazados”, el Obispo explicó que es “el rechazo que con frecuencia experimentamos quienes tenemos la obligación de predicar el Evangelio y el arrepentimiento de los pecados, así como expulsar a los demonios y curar a los enfermos”.

“Los endemoniados actuales, los carcomidos por el pecado, los paralíticos por el egoísmo, los ateos por conveniencia, los endurecidos por tantos vicios de los que no se pueden liberar, nos rechazan, nos critican y quieren expulsarnos de la vida social, de los medios informativos y hasta quisieran endurecer las leyes, para impedirnos tocar temas relacionados con la ética de la vida social, política y económica, encerrándonos en los templos y en las sacristías, o mandándonos a las nubes”, resaltó.

Asimismo, Mons. Arizmendi afirmó que “no hablamos por gusto, por ansias de poder, por deseos de dominio y de prestigio social. Sería más cómodo y fácil quedarse callado, sin dar la cara para denunciar a personas, candidatos y partidos, cuando proponen para el país opciones contrarias a las leyes de Dios”.

“No nos gusta andar –continuó– en problemas y exponernos a ser acusados ante los tribunales civiles. Si hablamos es porque hemos recibido un mandato de Jesús. El nos envía en su nombre, nos da poder sobre los espíritus inmundos y nos ordena predicar el arrepentimiento de los pecados”.

“Los encadenados por los demonios de la droga, del alcohol, de la infidelidad matrimonial, del indebido placer sexual, de la homosexualidad, de la corrupción, del enriquecimiento ilícito, quisieran que no les recordáramos los mandatos del Señor y que los dejáramos tranquilos en su pecado”, denunció.

Sin embargo, sostuvo que “porque Dios los ama, los quiere salvar y liberar de esas cadenas, les envía quienes les incomoden en sus posturas, para ver si llegan a cambiar de vida y no se pierden por toda la eternidad. Pero algunos, ¡qué duros son de corazón!”.

El Obispo pidió que el Señor envíe más profetas, “más apóstoles de Cristo, que nos prediquen los caminos de la salvación; que nos insistan, a tiempo y a destiempo, sobre los peligros de la condenación; que nos señalen los caminos del Evangelio, pues este mundo tiene muchos recursos para llevarnos por senderos distintos”.

El Obispo recordó que el jueves pasado su diócesis recibió la ordenación episcopal de un nuevo Obispo Auxiliar, Mons. Enrique Díaz, y pidió a Dios por sus intenciones.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios