La Diócesis de Bridgeport, en Connecticut (Estados Unidos), anunció que su obispo, Mons. Frank Caggiano, se encuentra completamente aislado después de dar positivo por COVID-19 el miércoles pasado.

Mons. Caggiano ha estado realizándose pruebas de COVID todos los lunes, y el miércoles 30 de diciembre, el laboratorio arrojó un diagnóstico positivo.

Los funcionarios de la diócesis dicen que Mons. Caggiano no sufre ningún síntoma, pero ha suspendido las apariciones públicas durante 10 días de acuerdo con las pautas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

El sábado 2 de enero, el obispo tuvo que omitir la esperada ordenación del diácono Brendan Blawie, un nativo de Newtown que se graduó de la Escuela de Candidatos a Oficiales de la Marina en Quantico (Virginia) en el verano de 2012, y que fue ordenado como diácono de transición el 20 de junio de 2020 por Mons. Caggiano.

Mons. James Massa, Obispo Auxiliar de la Diócesis de Brooklyn y rector del Seminario St. Joseph en Dunwoodie ordenó sacerdote al diácono Brendan a las 11:00 a.m. (hora local) en la Catedral de San Agustín en Bridgeport.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Más en América