22 de enero de 2018 2:48 pm

Obispado pide explicaciones a sacerdote que “pidió la baja de la Iglesia” en Facebook

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Foto: Pixabay (Dominio Público)
Imagen referencial / Foto: Pixabay (Dominio Público)

El Obispado de Orihuela-Alicante (España) citó de manera “inmediata y formalmente” al sacerdote Miguel Ángel Schiller, párroco de la localidad de Alfàs del Pi, después de que criticara duramente y con un lenguaje totalmente soez a la Iglesia desde su perfil de Facebook.

Según informaban en un comunicado, “el Obispado de Orihuela-Alicante, habiendo conocido las afirmaciones vertidas por el sacerdote Miguel Ángel Schiller Villalta y publicadas en distintos medios de comunicación, de forma inmediata y formalmente, siguiendo la normativa eclesial, ha citado al mismo para tomarle declaración por dichas afirmaciones”.

“Pido la baja. Me quiero ir de este negocio de corrupción que es la iglesia”, aseguraba en uno de sus primeros mensajes en Facebook que ya han sido borrados.

En los mensajes de Facebook el sacerdote aseguraba que tan sólo había conocido un obispo “bueno”, haciendo referencia a Mons. Jesús Murgui, actual Obispo de Orihuela-Alicante, mientras que usó calificativos denigrantes para referirse a los demás.

El sacerdote dijo que después de ser dado de “baja” se dedicaría a “oír música, celebrar misa en mi capilla; leer y orar a solas ante mi Dios… tendré más ingresos, pero no tendré que falsificar ingresos para pagar una Iglesia que no es mía”.

Ante los casos de pederastia dentro de la Iglesia, el sacerdote aseguraba que había propuesto “la revisión psiquiátrica del clero”, y utilizando un lenguaje soez dijo que su propuesta no había sido tenida en cuenta.

“No basta con pedir perdón y avergonzarse si se mantiene las estructuras que continúan permitiendo la pederastia”, escribió. Añadió que “el clero de hoy tiene miedo a pasar necesidad, por ello somos capaces de compartir el plato con Satanás”.

En declaraciones al diario La Información el sacerdote aseguró que no se arrepentía de todo lo dicho, pero “sí del tono”, porque consideró que “ha sido un poco bruto, pero pocas palabras dulces se pueden decir ante unos hechos tan graves”.

En declaraciones posteriores aseguró que no existe la “baja” de la Iglesia, sino la “secularización”; y que de no ser un “iluminado”, la relación con Cristo pasa “ineludiblemente” por la Iglesia.

También te puede interesar:

Etiquetas: España, sacerdote

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios