3 de enero de 2019 1:32 pm

Nuevo Obispo de Ávila pide no criminalizar a todos los sacerdotes por casos de abusos

Redacción ACI Prensa

Mons. José María Gil Tamayo. Foto: Conferencia Episcopal Española
Mons. José María Gil Tamayo. Foto: Conferencia Episcopal Española

Ante los casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes, Mons. José María Gil Tamayo, nuevo Obispo de Ávila en España, pidió “no criminalizar” a todos los sacerdotes y recordó que la Iglesia está “empeñada en un trabajo serio” en el que la prioridad son las víctimas.

Así lo indicó el también exvocero de la Conferencia Episcopal Española (CEE) en un desayuno informativo con los periodistas de la diócesis de Ávila.

Sobre los casos de abusos sexuales, Mons. Gil Tamayo pidió “no criminalizar” a todos los sacerdotes, “un colectivo tan benemérito y de tanta entrega” en todo el mundo. Por eso, el Obispo de Ávila pidió a los medios de comunicación “justicia informativa” y que “no se polarice en una institución como la Iglesia, donde la inmensa mayoría de los sacerdotes están entregados, poniendo solo el punto negro en que es una minoría”.

“Está demostrado que la mayoría de los casos de abuso se dan en los ámbitos familiares” y “nadie focaliza” en ellos, precisó. También  recordó que la Iglesia está “empeñada en un trabajo serio”  en el que se “prime a las víctimas”.

“La urgencia no nos puede quitar de la seriedad y de ponerlo en un primer plano”, aseguró Mons. Gil Tamayo según recogen diversos medios locales y recordó que se trata de un problema en el que se está trabajando “en coordinación con la Santa Sede”.

En ese sentido el Prelado animó a “pensar en las causas, en los remedios y en la prevención” y pidió tener una atención especial a “los más pequeños, débiles e indefensos en ese sentido, para que tengan una vivencia en la Iglesia segura”.

La educación y el trabajo

El Obispo, que es también comunicador, alentó asimismo “el fortalecimiento de la educación, la tarea educativa de la Iglesia”.

Por eso reclamó a las autoridades locales facilidades para que los padres que tienen sus hijos en el colegio diocesano Asunción de Nuestra Señora puedan acceder a la escuela en coche. Este colegio diocesano está situado en el centro de la ciudad de Ávila, al que tan solo se puede acceder a pie.

El Prelado también manifestó a los periodistas el deseo de que haya trabajo “digno y estable” para los jóvenes en Ávila y que no tengan “que emigrar, salir a otras regiones” y que las familias jóvenes “puedan encontrar un sitio donde tengan un futuro para ellos y para sus hijos”.

Además pidió “avivar la misión de la Iglesia, la espiritualidad que es tan propia de esta tierra y que tenemos que vivir en el fortalecimiento de la fe” y aseguró que le ha pedido al Señor “que haya más vocaciones para sacerdotes”.

Mons. Gil Tamayo también recordó las condiciones en las que viven las personas mayores en localidades con pocos habitantes, como se da en algunos puntos de Ávila, y pidió que “las poblaciones pequeñas no vean disminuidas sus atenciones por la dispersión o la escasa población”.

Etiquetas: España, sacerdote, Iglesia en España, ataques contra sacerdotes, Abusos sexuales, abusos de menores, Ávila, Mons. José María Gil Tamayo, Obispo de Ávila

Comentarios