15 de abril de 2009 1:03 pm

Nuevo Arzobispo de Nueva York: "Mi misión es defender el depósito de la Fe"

Redacción ACI Prensa

Mons. Timothy Dolan, nuevo Arzobispo de Nueva York (EEUU)
Mons. Timothy Dolan, nuevo Arzobispo de Nueva York (EEUU)

El nuevo Arzobispo de Nueva York, Mons. Timothy Dolan, en su primera conferencia de prensa a la cabeza de esta Arquidiócesis de Estados Unidos, destacó que la "misión más importante que tiene un Obispo" es "pasar la fe que permanece invariable desde hace dos mil años".

En la rueda de prensa de unos 40 minutos de duración, realizada en el New York Catholic Center, pocos minutos antes de tomar posesión de esta importante sede en la Catedral de San Patricio, el Arzobispo explicó al referirse al tema del aborto y la ordenación de mujeres que "no puedo cambiar las cosas, incluso si quisiera, porque cambiarlas no es algo que deba hacer".

"Con frecuencia he dicho que nuestra meta es cambiar nuestras vidas de acuerdo con Jesús y su Iglesia, no cambiar las enseñanzas de Jesús y la Iglesia para que estén de acuerdo a lo que se nos ocurra", precisó el Prelado.

Un obispo, dijo luego, "puede cambiar el estilo, el método, el cómo de las cosas. Lo que no se cambia es el qué de las mismas, pero el cómo, el estilo, puede variarse".

Al contestar luego una pregunta sobre el "matrimonio" de personas homosexuales, el Arzobispo de Nueva York indicó que "predicaré la verdad, sigo intentando aplicar las invariables enseñanzas de Jesús y de su Iglesia a las situaciones contemporáneas".

"En este asunto (…) como otras cuestiones que suscitan controversia, la Iglesia tiene un mensaje para dar. Sí, podrá ver que no me hago a un lado ni me escondo de estos asuntos. Y de nuevo le digo que (…) nosotros los obispos no estamos en política, sino que defendemos los principios", añadió.

Respondiendo luego una pregunta sobre cómo llegar a los jóvenes llamados a consagrarse a Dios, Mons. Dolan precisó que la vocación religiosa "es uno de las estilos de vida más liberadores y alegres que se puede tener en la vida" y no es para nada una carga, ni algo opresivo o simple; como algunos creen.

Puso como ejemplo a unas religiosas contemplativas en Milwaukee. "Desde el punto de vista del mundo, estas mujeres deberían estar tristes, aburridas, oprimidas", sin embargo, resaltó el Prelado, "son las mujeres más libres, felices, amorosas y contentas que hay. Y esto no debería sorprendernos".

"La verdadera libertad consiste en hacer lo que tenemos que hacer, no la que nos lleva a hacer lo que sea que queramos. Somos lo mejor que podemos ser cuando damos gratuitamente lo que está en nuestro interior", agregó el Arzobispo.

Tras recordar luego que la experiencia de donarse y del sacrificio es lo que lleva a la felicidad, Mons. Dolan se refirió a los inmigrantes. "¿Cuál es el primer lugar al qué van? La parroquia, la Iglesia". La Iglesia, prosiguió el Arzobispo, "se ha convertido en la versión espiritual de la Estatua de la Libertad. Así como ésta pregona el sentido de la libertad y un nuevo comienzo; la Santa Madre Iglesia abraza, acoge y recibe a los inmigrantes" que busca a la Iglesia "para que los cuide, los apoye y los ame".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios