16 de agosto de 2013 5:19 pm

Niña católica que perdió pierna en tragedia de Boston es "increíble fuente de inspiración"

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

La niña católica Jane Richard
La niña católica Jane Richard

Jane Richard, una niña de 7 años que perdió a su hermano de 8 años, Martin, y una pierna en el atentado de la Maratón de Boston de 2013, volvió a casa tras tres meses de rehabilitación y es una "increíble fuente de inspiración" para su familia.

En una publicación del 15 de agosto en la red social Tumblr, la familia Richard señaló que la pérdida de su pierna no la ha "detenido o disuadido de ninguna forma".

"Tal como sabíamos que ella haría, cuando finalmente volvió a casa, Jane entró a casa con la ayuda de sus muletas, pero por sus propios medios".

En el atentado de Boston, presuntamente ejecutado por los hermanos Tamerlán y Dzhojar Tsarnáev, perdieron la vida tres personas. Una de las víctimas fue Martin Richard, el hermano de Jane.

En declaraciones a ACI Prensa el 16 de abril, Russ Wilson, director regional de la escuela Pope John Paul II Catholic Academy a la que asistió Martin, explicó que los Richard son una familia católica muy querida y activa en su comunidad.

Tras conocer sobre la muerte de Martin, la escuela publicó un comunicado oficial en el que ofreció "todas sus oraciones por la familia Richard durante este tiempo desgarrador. Martin era un ex alumno de la Academia y fue un niño amable, cariñoso y amoroso con gran entusiasmo por el aprendizaje. Estamos profundamente entristecidos por esta tragedia".

En su comunicado en Tumblr, la familia Richard asegura que "no pasa una hora sin que sintamos la agonía de la muerte de Martin, y la forma sin sentido en que sucedió".

"El dolor es constante e incluso los momentos más dulces pueden volverse desgarradores cuando nos golpea el darnos cuenta de que ‘Martin hubiera amado esto…’".

Sin embargo, la familia Richard sabe que Martin está junto a ellos "en cada momento de cada día".

"En cuanto al resto de nosotros, estamos aún lidiando con nuestras heridas y su impacto en nuestras vidas. Pero también estamos haciendo progresos, y así como Jane, cada uno enfrenta un ocasional retroceso aquí y allá en el camino.

El hermano mayor de Jane y Martin, Henry, de 12 años, "ha seguido siendo fuerte, atento y protector para todos nosotros. Él también se las ha agenciado para estar ocupado este verano, atendiendo a algunos divertidos campamentos nocturnos, y ocasionalmente escabulléndose para pasar tiempo con sus amigos".

Denise, la madre de los niños, aún no ha recobrado la vista en uno de sus ojos, mientras que Bill, el padre de Henry, Martin y Jane, se está mejorando de una pérdida auditiva temporal.

"A través de todo lo que ha pasado, hemos trabajado duro para mantener nuestra unión como una familia. Con el amor y el apoyo de familiares y amigos, incluyendo a quienes eran totalmente desconocidos hace apenas cuatro meses, sentimos que lo estamos logrando", concluyó el mensaje de la familia Richard.

Etiquetas: Estados Unidos, Atentado en Boston

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios