14 de abril de 2016 4:21 pm

Narcotráfico hace peligrar democracia en Bolivia, advierten obispos

POR EDUARDO BERDEJO | ACI Prensa

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), llamó al gobierno y a la sociedad a tomar pasos “más decididos” para combatir el narcotráfico, un problema grave que “amenaza la convivencia pacífica y democrática del país” porque, además de causar la drogadicción, trae “violencia, corrupción, mentiras, injusticias y muerte”.

Los obispos emitieron un comunicado este 12 de abril al término de su 100° Asamblea Plenaria. En el texto ratificaron su preocupación por el avance de este flagelo, denunciado el 1 de este mes en la Carta Pastoral sobre narcotráfico y drogadicción titulada “Hoy pongo ante ti la vida y la muerte”.

“Como es de dominio público –indicaron en la carta pastoral-, el narcotráfico, en su estrategia de expansión e impunidad, penetra incluso estructuras estatales y fuerzas del orden, comprando conciencias. La corrupción ha minado la credibilidad de autoridades de diversa jerarquía encargadas de la lucha contra el narcotráfico, tanto en el presente como en el pasado”.

Esto provocó la reacción del gobierno de Evo Morales, que a través del ministro Carlos Romero publicó cifras sobre lo actuado contra el narcotráfico y exigió que el Episcopado “enmiende los errores de la carta pastoral en beneficio de la verdad”.

En el texto publicado este 12 de abril, los obispos señalaron que el verdadero sentido de la carta fue expresar, “en continuidad con pronunciamientos de décadas pasadas”, su “preocupación desde la responsabilidad moral que tenemos y hacernos eco del clamor de tantas personas y familias que sufren las heridas causadas por el creciente tráfico y consumo de drogas ilícitas”.

Indicaron que reconocen los esfuerzos y alcances que “se están dando para combatir el narcotráfico, sin embargo, creemos que hace falta dar pasos más decididos por parte de todos”.

“Esta reflexión pastoral –indicaron- es un llamado a la conciencia” para que cada sector de la sociedad tome en cuenta “la magnitud y gravedad del problema que amenaza la convivencia pacífica y democrática del país. En efecto el narcotráfico, además de causar la drogadicción, trae consigo violencia, corrupción, mentiras, injusticias y muerte”.

Por ello llamaron a no tener miedo “de mirar la cara de esta realidad nefasta, ni seamos pasivos, ni resignados en afrontar las verdades incómodas que conlleva este problema”, sino hacer causa común “convencidos que la unidad y la verdad son el camino para liberarnos de este mal”.

Estados Unidos: Bolivia no hace lo suficiente

El 2 de marzo el Departamento de Estado de Estados Unidos publicó su informe anual sobre el narcotráfico en el mundo. El documento pone a Bolivia junto a Venezuela y Birmania como los tres países que han “fracasado de forma demostrable” en el cumplimiento de sus obligaciones internacionales en la lucha contra el narcotráfico.

Estados Unidos considera “insuficientes los esfuerzos de las autoridades para frenar y desmantelar a las organizaciones narcotraficantes" y "poco adecuados los controles bolivianos para prevenir que los cultivos de coca 'legales' alimenten la producción ilícita de cocaína".

Además afirma que Bolivia es el “tercer mayor productor de cocaína en el mundo” y que el 40 % de la producción de la hoja de coca va a mercados ilegales

Etiquetas: Bolivia, Narcotráfico, Obispos de Bolivia

Comentarios