21 de noviembre de 2003 2:11 pm

Multiculturalismo a ultranza es suicidio para Europa, advierte Card. Poupard

Redacción ACI Prensa

Multiculturalismo a ultranza es suicidio para Europa, advierte Card. Poupard

Al inaugurar el Simposio de Doctrina Social de la Iglesia organizado por la Conferencia Episcopal Española (CEE) El Cardenal Paul Poupard, Presidente del Pontificio Consejo para la Cultura, reivindicó las raíces cristianas del continente europeo y advirtió sobre el carácter suicida del exagerado “multiculturalismo”. El Cardenal Poupard inauguró el jueves el Congreso “Los derechos humanos, una defensa permanente”, para conmemorar los 40 años de la publicación de la encíclica "Pacem in Terris" de Juan XXIII.

En el simposio, que concluye el sábado, el Purpurado recordó que la encíclica fue el “verdadero testamento espiritual” del Beato Juan XXIII y se lamentó de que desde la promulgación de la encíclica, y a pesar de que el mundo en estos cuarenta años ha cambiado drásticamente, “ironías de la historia, sólo una cosa parece no haber mudado desde entonces, y es la amenaza permanente para la paz”.

“La búsqueda de la identidad cultural construida armónicamente, se convierte, pues, en una prioridad para la paz”, afirmó el Card. Poupard, al señalar que “cuando el Santo Padre recuerda incansablemente la importancia de las raíces cristianas de Europa y, sacando fuerzas de su fragilidad, moviliza a la Santa Sede para lograr que la futura Constitución de la Unión Europea incluya una referencia a ellas, es evidente que no busca lograr una posición de privilegio para la Iglesia católica

“La Santa Sede, que no es extraña a la construcción de Europa por su historia pasada y presente, trata de salvaguardar con sus intervenciones, en beneficio de todos los europeos, su propia identidad histórica”, agregó.

“No mencionar el cristianismo en la futura Constitución de Europa –advirtió el Cardenal francés- creo que es una deficiencia grave. La omisión en la carta magna de Europa constituye una deficiencia peligrosa. La afasia, lo sabemos, conduce a la amnesia, y ésta a la parálisis”, afirmó.

“Si el nacionalismo y la xenofobia llevan a la muerte por asfixia en Europa indicó, el multiculturalismo a ultranza equivale a un suicidio programado. Por eso importa tanto que la futura Constitución incluya una referencia explícita a estas raíces”, advirtió en medio de aplausos el Cardenal Poupard.

¿La Iglesia una ONG?

Al referirse luego al artículo del actual borrador de la Constitución Europea en el que las iglesias comparten con las llamadas organizaciones filosóficas y no confesionales un estatus similar, el Cardenal señaló que se trata de “una solución poco afortunada y que plantea no pocos problemas de tipo jurídico: ¿quiénes son estas organizaciones filosóficas y no confesionales? ¿Es posible, a la luz de este artículo distinguir entre sectas, movimientos religiosos alternativos e Iglesias de arraigo en Europa?”.

 El cardenal concluyó apelando a la memoria de los pueblos: “Un pueblo sin memoria es un pueblo sin esperanza. Yo no creo en el futuro de una Europa que abandone a Cristo para recorrer su camino en solitario. La memoria es la esperanza del futuro”, concluyó.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios